Galicia

1.050 afiliados entre la «exclusividad» de Muñoz y la «eficacia» de Guerra

Rearmar al PP en Vigo sin perder de vista la próxima cita electoral es un objetivo común a los dos candidatos

Elena Muñoz junto a la número dos de su candidatura, Lucía Molares
Elena Muñoz junto a la número dos de su candidatura, Lucía Molares - ABC
E. P. RODRÍGUEZ-SOMOZA - @abcengalicia Santiago - Actualizado: Guardado en: Galicia

La suerte está echada y los dos candidatos a presidir el PP de Vigo tienen apenas tres semanas para convencer a los afiliados de que su propuesta electoral es la mejor para el objetivo compartido de «renovar y rearmar» al partido en la ciudad y lograr así desplazar al artífice del «17-7-3», el socialista Abel Caballero, de la alcaldía en las municipales de 2019. Convocadas las urnas para el próximo 17 de diciembre, 1.050 afiliados en Vigo están llamados a elegir entre la «dedicación exclusiva» que propone Elena Muñoz y la «eficacia» que promete Javier Guerra.

Varios son los puntos en común sobre los que pivotan sendos programas electorales, que otorgan más protagonismo a los militantes, acentúan la necesidad de una «regeneración y renovación» y buscan la participación activa de los jóvenes. Pese a ello, el PP de Vigo que quieren construir una y otra candidatura encuentra diferencias irreconciliables, las que han llevado al exconselleiro de Economía e Industria a presentarse como «alternativa» en lugar de integrarse como hizo Lucía Molares —ocupará la vicepresidencia de ganar su opción— en la lista de la actual portavoz municipal.

El principal escollo para el entendimiento entre ambos, atendiendo a la explicación que dio en su día Molares, es la bicefalia que propone Guerra, con un presidente que no sea el portavoz municipal durante los próximos años. Precisamente, preguntado por este extremo, ayer el empresario vigués negaba que esto fuera «un problema», y para muestra apuntó a la «actual situación». Se refirió así a la presidencia ocupada por José Manuel Figueroa y la portavocía por Muñoz. En cuanto al futuro y sobre la posibilidad de ser él el candidato a la alcaldía se limitó a señalar: «No lo rechazo».

Javier Guerra, ayer en la Asociación de Vecinos de Coia
Javier Guerra, ayer en la Asociación de Vecinos de Coia- ABC

Lo Javier Guerra hizo durante la presentación de un programa en el que su equipo lleva más de un año trabajando bajo el lema de «Por y para Vigo», y que se apoya en cuatro líneas de actuación muy concretas: la potenciación de la información y participación del afiliado, la figura del Presidente del Distrito, la regeneración del partido y la apertura a los jóvenes para «facilitar la necesaria renovación». El objetivo, dijo, «ganar la alcaldía»; la forma, «con personalidad propia»; y el contenido, «el de este programa».

Tras defender que no se interprete su candidatura como una «división», pues «buscamos sumar y no restar», rechazó que «nadie de fuera venga a construir el partido». Su idea es «dar una imagen de cambio, de un partido de menos sede y más calle, de sus afiliados y no de sus cargos y con menos discursos y más próximo a la gente».

Enfrente, el tándem Muñoz-Molares, que promete una mejor organización, un partido «abierto y participativo», de presente y de futuro, «que haga ciudad», más transparente, y con una mejor comunicación. «Queremos un PP que nos represente a todos, un partido de presente y de futuro, y Vigo solo admite dedicación exclusiva, trabajar la ciudad día a día», señaló la candidata, y de ahí el lema «Vigo todos los días». La receta común, «más participación de los afiliados».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios