Galicia

Muñoz y Molares se unen contra Guerra para liderar el PP vigués

La directora de la Sepes ocupará la vicepresidencia de imponerse su candidatura conjunta

Muñoz junto a Molares, ayer durante su comparecencia conjunta en la sede del PP de Vigo
Muñoz junto a Molares, ayer durante su comparecencia conjunta en la sede del PP de Vigo - ABC
E. P. RODRÍGUEZ-SOMOZA - @abcengalicia Vigo - Actualizado: Guardado en: Galicia

Favorecer la integración de todas las sensibilidades que hoy aglutina el PP vigués atendiendo así a las principales reclamaciones que durante estos días han podido recoger de la militancia es lo que buscan la candidata oficial a presidir el partido en la ciudad, Elena Muñoz, y la directora de la entidad estatal de suelo (Sepes), Lucía Molares, al sumar sus fuerzas de cara al congreso que la formación tiene fijado para el próximo 17 de diciembre.

El que no parece que tenga ninguna intención de unirse a este proyecto en común de «construir juntos el PP de Vigo», atendiendo a las palabras pronunciadas ayer por Molares durante su comparecencia ante los medios, es Javier Guerra. El que fuera conselleiro de Economía e Industria en el primer mandato de Núñez Feijóo sigue su propia hoja de ruta en la batalla por hacerse con las riendas del partido.

Precisamente fue con Guerra con quien primero contactó Molares. Según desveló ayer, de imponerse la candidatura que comparte con Muñoz en la cita de diciembre, ocuparía la vicepresidencia en la nueva ejecutiva. En cuanto a las razones que esgrimió para justificar su falta de entendimiento, se trata del planteamiento que éste tiene de una directiva «más independiente» del grupo municipal, contraria a los intereses de su alianza con la portavoz en el ayuntamiento.

Durante la comparecencia que compartió con Muñoz, la directora de la Sepes explicó que presentó su candidatura porque «fueron muchos los que le animaron a dar el paso» y a ellos apeló para entender las circunstancias que le llevan a confluir ahora. Un acercamiento que, según dijo, se produjo en los últimos días, en los que «ambas nos dimos cuenta de que eran más las cosas que nos unían que las que nos separaban». En este sentido, Molares se comprometió a hacer valer el «cambio» que reclama su equipo, el mismo que ya trabaja junto al de Muñoz para elaborar un programa «que aglutine todas las sensibilidades, un proyecto conjunto en el que se pueda tener en cuenta a toda la militancia y que deje claro lo que queremos y lo que buscamos». «Porque estando juntos vamos a ser mucho más fuertes», añadió la candidata, quien se felicitó por el diálogo abierto «para comprometer ideas y opiniones».

Puntos de encuentro

Cuatro son los ejes en los que se basa este principio de acuerdo y que ambas consideran fundamentales. Por un lado, la renovación del partido, hasta ahora en manos de José Manuel Figueroa, con una directiva que, en un guiño de Muñoz a Molares, «tiene que contar con los mejores»; y, por otro, la reestructuración, el aumento de la participación de los militantes y la transparencia. Respecto a este último punto, será mañana cuando se conozca el censo definitivo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios