La portavoz socialista en el Congreso, Margarita Robles, y el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, conversan en el hemiciclo en una imagen reciente
La portavoz socialista en el Congreso, Margarita Robles, y el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, conversan en el hemiciclo en una imagen reciente - EFE
Congreso de los Diputados

El Congreso debatirá si ofrece respaldo «incondicional» a la Policía y Guardia Civil

La iniciativa parte del PP y, aunque el PSOE apoya «firmemente» a las Fuerzas de Seguridad, no desvela su posición

MadridActualizado:

Aún sin fecha, el Congreso de los Diputados debatirá si expresa su apoyo y respaldo a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado como garantes del Estado de Derecho. La iniciativa llegará al Pleno en forma de Proposición no de Ley (PNL) -no tiene recorrido legal pero determina posiciones políticas- y ha sido impulsada por el Grupo Popular con el convencimiento de que el Grupo Socialista y Ciudadanos votarán a favor y el texto podrá salir adelante.

Sin embargo, los socialistas no han anunciado aún cuál será el sentido de su votación en medio de un discurso de difícil equilibrio que mezcla críticas muy duras al Gobierno por las cargas policiales del pasado 1 de octubre en Cataluña con apoyo «firme» a las Fuerzas de Seguridad. Ciudadanos sí apoyará la iniciativa sin fisuras.

La PNL manifiesta su «apoyo y respaldo incondicional» a la Policía Nacional y la Guardia Civil en su «labor de defensa y protección de los derechos y libertades de todos los ciudadanos y especialmente y desde la legalidad constitucional de la soberanía nacional, el Estado de Derecho, la democracia y la convicencia» entre los españoles.

Además, condena el «acoso sistemático» al que los miembros de las Fuerzas de Seguridad están siendo sometidos «mediante actos violentos». También rechaza cualquier tipo de «acción o declaración que justifique, ampare o minusvalore dichos actos».

La iniciativa fue registrada ayer y también insta al conjunto de las instituciones españolas a «utilizar con determinación y firmeza, desde la proporcionalidad y oportunidad, todos los mecanismos de defensa de la soberanía del pueblo español y del interés general de España que le atribuyen la Constitución y las leyes».

Asimismo, llama a actuar con las herramientas del Estado de Derecho «contra las iniciativas que pretendan desde la ilegalidad y contra la voluntad democrática del conjunto del pueblo español conculcar nuestro marco constitucional y unidad de España».

Con esta declaración, el PP pretende compensar la PNL fallida debatida la semana pasada a iniciativa de Ciudadanos y en apoyo del Gobierno ante la crisis catalana. Aquel texto no salió adelante por el voto en contra del PSOE que exigió a Ciudadanos que incluyera una apelación al diálogo en el texto. La formación naranja se negó y la PNL fue rechazada dando cobrtura alos partidos independentistas catalanes a asegurar que el Ejecutivo no tenía el apoyo de la Cámara en las decisiones que estaba tomadno, en concreto, en el despliegue de las Fuerzas del Estado en Cataluña.

Aquella fue la primera fractura que registró el bloque constitucional desde el cierre de filas de PSOE y Ciudadanos con el Gobierno en agosto, y desde entonces la relación se ha ido deteriorando. La última prueba de ello la dio ayer la portavoz socialista en el Congreso, Margarita Robles, al anunciar la puesta en marcha de un proceso de reprobación en el Pleno contra la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, por ordenar las cargas policiales el 1 de octubre.