Miembros de los Mossos d'Esquadra custodian los hoteles donde se hospedan los policias nacionales desplazados a Cataluña ante las concentraciones convocadas frente a los establecimientos para protestar por las cargas del 1-O - EFE

Zoido asegura que ni los policías ni los guardias civiles se irán de los hoteles donde haya contrato

Responsables de varios paradores cuentan que se han visto obligados a desalojar a los agentes tras recibir amenazas

MADRIDActualizado:

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha anunciado este martes que ni la Policía ni la Guardia Civil abandonarán ningún hotel en Cataluña en el que exista un contrato en vigor. Zoido ha comunicado la decisión acordada en una reunión en el Palacio de la Moncloa en la que ha participado junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; a la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, y al ministro de Turismo, Álvaro Nadal.

El ministro había organizado previamente una cumbre de urgencia de la cúpula de Interior para estudiar medidas ante la situación de acoso que están sufriendo los agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil desplegados en Cataluña. Una de ellas, la negativa a abandonar los hoteles en los que exista contrato en vigor después de que varios establecimientos de Calella (Barcelona) instaran ayer a los 500 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil a que abandonen sus instalaciones.

Además, el gerente de dos hoteles de Pineda de Mar (Barcelona) que alojan a antidisturbios de la Policía Nacional desplazados a Cataluña ha asegurado hoy en un comunicado que ambos establecimientos se han visto obligados a desalojarlos «bajo la amenaza de cierre durante cinco años» por parte del Ayuntamiento. En las últimas horas se han sucedido diferentes protestas y escraches a las puertas de estos establecimientos donde se alojan parte de los doce mil policías y guardias desplazados a Cataluña por el 1-O.

El Ejecutivo ha denunciado este martes la campaña de acoso que se ha organizado contra ellos y de la que responsabiliza directamente al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Entre tanto, se ha decidido prorrogar hasta el día 11 de octubre la estancia en barcos de policías y guardias civiles desplegados en Cataluña, que cumplía pasado mañana.