Bayern-Real MadridSantillana: «En 1988 acabamos con la superioridad histórica del Bayern»

Entrevista con el delantero legendario del Real Madrid, que se enfrentó en tres ocasiones al conjunto alemán, en 1976, 1987 y 1988

Actualizado:

Autor de 290 goles con el club blanco entre 1971 1988, Carlos Alonso González, Santillana, define al mito el delantero centro clásico del Real Madrid. Perdonen que exponga este recuerdo íntimo inolvidable pero, como decía mi madre, Margarita, «no hay ninguna cabeza buena, solo la de Santillana». Y era verdad.

El ariete explica en ABC aquella superioridad física que Alemania y el Bayern impusieron en el fútbol mundial en los años setenta, cuando él fichó por el Real Madrid con 19 años (1971).

«Somos favoritos, con todo respeto para el Bayern; tenemos mejor plantilla y recambios que nadie tiene, como Lucas y Asensio», señala el ariete de los años 70 y 80. «Me da igual que entren al principio o después»

«Entonces, ellos, los alemanes, eran muy superiores físicamente e incluso técnicamente eran muy buenos», señala Carlos Alonso González. «El Bayern es un buen referente para analizar la gran evolución del fútbol español». Santillana la desmenuza.

«Yo me enfrenté en 1976 al Bayern mítico, el que formaba la selección alemana que ganó el Mundial de 1974», rememora como si fuera hoy. «Aquel equipo ganó tres Copas de Europa consecutivas (1974, 1975 y 1976) y nos dejó a nosotros sin final en 1976 y también en 1987».

Santillana deja la segunda confrontación para más adelante. Profundiza en el duelo de la primavera del 76: «En aquella época, Alemania y el conjunto bávaro eran superiores físicamente al Real Madrid y a nuestro fútbol en general. En realidad eran superiores a toda Europa, a todo el mundo. Pero además tenían estrellas. Jugaban Beckenbauer, Gerd Muller, Rummenigge, Maier y Hoeness. Lo tenían todo, poderío físico y técnico. Pero aprendimos de ellos».

Concreta con rigor los dos enfrentamientos de aquel estreno de este derbi europeo: «En las semifinales de 1976 empatamos a un gol en el Bernabéu, marcado por Roberto Martínez, y perdimos 2-0 en el Olímpico. Los tres tantos de ellos los hizo Torpedo Muller», el ariete alemán.

El cara a cara se resistió once años. Ya estaban la quinta del Buitre, Hugo Sánchez, Buyo y Gordillo. «No nos volvimos a cruzar con ellos hasta 1987, en otras semifinales. Nos vencieron 4-1 en Alemania, con Matthaus al frente, y en el partido de vuelta solo pudimos ganarles 1-0». Fue la contienda que acabó con «el pisotón de Juanito en la cara de Matthaus», corrobora Santillana sin querer entrar más en ello. No es bonito recordarlo. El andaluz fue suspendido por cinco años. Se acabó su etapa en el Real Madrid.

Santillana, sin embargo, advierte que el combate con los alemanes ya se equilibraba en todos los ámbitos. «El fútbol español ya se había igualado físicamente al alemán y teníamos tanta calidad o más que ellos. Contábamos con la quinta del Buitre, estaba Hugo Sánchez, y pudimos superarles al año siguiente (1988), en cuartos de final. Perdimos 3-2 en Múnich y remontamos con un 2-0 en el Bernabéu. Luego perdimos las semifinales ante el PSV sin perder un partido».

Fue la primera vez que el Real Madrid podía con el Bayern. «Era el comienzo de un cambio», indica Santillana. «Ahora, el balance histórico es mejor para nosotros. Y el Madrid actual es superior al equipo alemán. Hoy son ellos los que están verdaderamente apenados por el resultado del sorteo. Con todo respeto para el rival, el que siempre tenemos en el Real Madrid, somos favoritos, y además estará Ramos, un estandarte esencial. A pesar del susto que nos dio la Juventus, nuestro equipo es más completo que el de Heynckes». Y apostilla: «Lucas y Asensio son armas de reacción que tienen pocas plantillas». Lo dice el nueve por antonomasia. «Ni una cabeza buena, solo la de Santillana».