TRIBUNALES

El Ojos, acusado de torturar, secuestrar y matar a un presunto narco de Chiclana, se enfrenta a 75 años de prisión

La Fiscalía le acusa a él y a su peligrosa banda de más de una decena de delitos, entre ellos, haber asesinado a 'El Pelón', que fue encontrado destrozado a puñaladas y golpes en Puerto Real en 2014

Actualizado:

El caso fue calificado como «de extrema violencia». Un vecino de Puerto Real que paseaba por un camino rural en las inmediaciones del Clínico se topaba con el cuerpo sin vida de un hombre, destrozado y machacado. La investigación se puso en marcha y finalmente en la ‘operación Periplo’ la Guardia Civil y la Policía Nacional daban con sus supuestos ejecutores, una peligrosa organización criminal estaba detrás de la muerte de este joven de 36 años, David Muñoz, alias ‘El Pelón’. La banda del Ojos era desmantelada y sus supuestos miembros enviados todos a prisión. Al frente de ellos estaba Ismael López, un 'killer' de barrio, llamado también ‘el terror de Vallecas’, que al parecer era experto en este tipo de prácticas delictivas asociadas en la mayoría de las ocasiones al tráfico de drogas.

Ahora, Ismael y los suyos se sentarán en el banquillo para responder sobre la muerte del 'Pelón'. La Fiscalía ya ha emitido su escrito de acusación y solicita para 'El Ojos' 75 años de cárcel por más de una decena de delitos. Entre ellos: pertenencia y dirección de organización criminal, asesinato, robo con violencia, detención ilegal, lesiones, allanamiento de morada, delito contra la salud pública y tenencia ilícita de armas. Para el resto de los acusados, 14 en total, el fiscal solicita penas que oscilan entre los 55 y los 71 años y medio de prisión.

Pues bien, la Fiscalía considera como hechos probados que en los primeros meses de 2014 'el Ojos' se propuso comenzar en la provincia de Cádiz las actividades criminales que ya realizaba sobre todo en Madrid y zonas cercanas. Estas consistían sobre todo en la sustracción de vehículos, tanto para venderlos como para utilizarlos para cometer otros delitos, secuestros 'exprés' y tráfico de hachís. Así en mayo de 2014 alquiló una casa en El Puerto como punto base de sus operaciones y contó con la banda que él mismo y su lugarteniente, 'Facu', ya habían formado.

Así, aproximadamente en el mes de julio del mismo año, obtuvieron la información sobre David Muñoz Cabeza, un vecino de Chiclana que podría estar ocultando 400.000 euros obtenidos presuntamente del narcotráfico. Por ello y, como mantiene el Ministerio Público, decidieron secuestrarle para que les dijera dónde guardaba el dinero y apoderarse de él. Con ese objetivo contactaron con otro de los implicados, Jacinto, que se integró en la organización y que al ser también vecino de Chiclana, les podía ayudar a ejecutar el plan.

Continuaron adelante y se pusieron en contacto con el resto de la banda que estaba en Madrid, seis personas que aceptaron seguir las indicaciones dictadas por 'El Ojos'. Ismael López alquiló otro apartamento, también en El Puerto, y allí se alojaron los ahora procesados. Pero mientras, siguió captando a gente, como por ejemplo al Pelirrojo. Una vez todos reunidos entre El Puerto, Jerez y Conil dejaron claros sus planes: «quedó decidido que secuestrarían a David Muñoz Cabeza, que le obligarían con violencia a entregarles una importante cantidad de dinero y que una vez tuvieran este en su poder acabarían con su vida para evitar posibles represalias suyas y de su entorno familiar».

La madrugada de los hechos

Conformes ya todos en la comisión del delito, decidieron actuar la madrugada del 5 de agosto. Aunque contaban con dos coches, sustrajeron dos más para llevar a cabo el plan, uno en El Puerto y otro en Cádiz. Con todo ya listo, fueron a por la presunta víctima, 'El Pelón'. Eran las once pasadas de la noche cuando le dieron encuentro en El Marquesado, Chiclana. Según la acusación fiscal, le golpearon y lo metieron en el maletero de su propio vehículo. Lo llevaron hasta el piso que tenía alquilado Ismael en El Puerto y allí le propinaron más golpes «de forma reiterada y violenta» utilizando incluso un arma blanca para que les dijera dónde guardaba el dinero.

La «brutalidad» que emplearon (con hasta 24 contusiones) les llevó a conseguir que el chiclanero les confesara donde tenía parte de los 400.000 euros. Así a las 2.15 de la mañana varios de los acusados se dirigieron al lugar que les había indicado pero no encontraron nada. Finalmente y tras recibir más golpes, El Pelón les contó que una buena parte del dinero estaba en Sanlúcar, en casa de unos amigos. Eran ya las cinco de la mañana y la banda se dirigió al nuevo lugar que éste les había dicho. Lo llevaron con él y asaltaron la casa de sus amigos. Iban armados, cubiertos con máscaras tipo 'anonymus'. Ya en esta otra casa llegaron a apuñalar a su propietario en el muslo quien, herido y después de recibir amenazas hacia él y su pareja, les contó que lo guardaba una tercera persona. Cada vez más violentos, se desplazaron hasta Monte Algaida y allí, en otra casa, finalmente lograron encontrar un sobre con dinero que estaba enterrado junto a un columpio en el patio trasero de esta tercera vivienda que visitaban.

Catorce puñaladas

Tras encontrarlo volvieron a la segunda casa y amenazaron de nuevo a sus moradores de que si hablaban «volverían a por ellos». Por su parte, a 'El Pelón' le dijeron que le iban a «matar como a un perro». Fue entonces cuando lo ataron y lo condujeron a un lugar no determinado para quitarle la vida, tal como habían decidido. Allí «con un arma blanca le propinaron numerosos cortes y pinchazos en la axila derecha, zona pectoral derecha, costado torax derecho e hipocondrio derecho causándole un total de catorce heridas que alcanzaron órganos vitales como los pulmones, corazón e hígado, para finalmente y levantándole la cabeza, asestarle dos tajos en el cuello seccionando la arteria carótida», lo que le produjo el abundante derrame sanguíneo y posteriormente la muerte.

Según continúa el fiscal, los acusados se dirigieron a una zona rural cercana a la urbanización Torrealta en Puerto Real, donde arrojaron el cadáver.

El juicio se celebrará previsiblemente a finales de año en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Cádiz con un amplio dispositivo de seguridad.

MÁS INFORMACIÓN: La banda que dejó la firma del terror en Cádiz