INDUSTRIA

Navantia inicia otra obra para Iberdrola con la vista puesta en nuevos encargos

El astillero de Puerto Real corta la chapa de la futura subestación que se instalará en el complejo eólico-marino 'East Anglia One', en aguas inglesas

La compañía eléctrica tiene entre manos más proyectos en Francia, Reino Unido y Alemania

Corte de chapa de los primeros bloques en los talleres de Navantia-Puerto Real
Corte de chapa de los primeros bloques en los talleres de Navantia-Puerto Real - FRANCIS JIMÉNEZ

La relación entre Navantia y Iberdrola sigue viento en popa. El astillero de Puerto Real ha iniciado este martes el nuevo encargo de la compañía eléctrica, que consiste en la construcción de otra subestación para el complejo eólico-marino 'East Anglia One', que la empresa española desarrolla en aguas inglesas del Mar del Norte.

La factoría gaditana ha procedido a cortar la chapa de los primeros bloques de la estructura offshore. Este contrato, que supera los 65 millones de euros y salpica también a la planta gallega de Fene, dará empleo a 300 personas, aunque alcanzará picos de 600 una vez que la obra llegue a la fase de montaje.

Navantia ha logrado diversificar su negocio naval gracias a la incorporación de nuevas actividades a su oferta de trabajo. Iberdrola fue la que abrió la puerta a los astilleros públicos en 2014 para acceder al negocio éolico como proveedor oficial de sus infraestructuras. Ese año, la compañía eléctrica que dirige Ignacio Sánchez Galán, firmó el primer contrato con Navantia para la construcción en la Bahía de Cádiz de la subestación eléctrica del parque éolico 'Wikinger', en el Mar Báltico. Esta estructura, que se bautizó con el nombre de 'Andalucía, se entregó el pasado verano y ya se encuentra ubicada y en fase de pruebas en aguas alemanas.

El plazo de ejecución es de 18 meses y tendrá picos de mano de obra de 600 personas
La adjudicación a Navantia de un segundo contrato eólico como el 'East Anglia One' supone un paso adelante para la consolidación de los astilleros como constructor internacional de estructuras offshore. De hecho, Iberdrola cuenta con Navantia para nuevos proyectos.

Así, el propio director del programa 'One' de Iberdrola, Diego Palacín, confirmó este martes en Puerto Real que la empresa contará con los servicios de los astilleros públicos españoles para nuevos encargos. Así, Iberdrola trabaja ahora en el desarrollo de nuevos complejos eólicos en Europa. Se trata del parque francés de Saint Brieuc, que abrirá en 2022, la segunda fase del 'One', en Reino Unico, y el 'Windanker', en Alemania. Las tres inversiones en energía renovable que pilota la empresa española necesitan a medio plazo de infraestructuras y Iberdrola reconoce que contará con Navantia para su puesta en marcha.

La obra que ha comenzado este martes en Puerto Real incluye la construcción de un módulo y de su soporte (Jacket), además de la conexión del cable que permitirá la transformación de la energía eólica en eléctrica. El plazo de construcción de la subestación es de 18 meses y está prevista su entrega el 17 de julio de 2018 .

Esta nueva adjudicación, junto con el contrato de fabricación en la Ría de Ferrol de 42 jackets para el mismo parque, representa un gran paso en la consolidación de Navantia en el sector eólico marino y da continuidad a los contratos ya ejecutados para el campo 'Wikinger', que han sido completados a total satisfacción de Iberdrola.

El 'East Anglia One' será uno de los parques eólicos marinos más grandes del mundo cuando entre en funcionamiento en 2020. La instalación de Iberdrola podrá atender el suministro de energía eléctrica de más de 500.000 hogares ingleses.

Este parque, el tercero de estas características que Iberdrola pondrá en marcha en el mundo, dispondrá de los mayores aerogeneradores existentes hasta la fecha, de 7 MW de potencia unitaria y cuya altura total alcanza los 235 metros.

La magnitud de esta iniciativa no tiene precedentes en la industria renovable española. Como ejemplo, el área que ocupará el parque eólico superará los 300 kilómetros cuadrados, el equivalente a 30.000 campos de fútbol; el cable que llevará toda la energía desde el parque a tierra firme será de 85 kilómetros (distancia entre Madrid y Toledo); la superficie de la subestación será de 1.144 m2 (el tamaño del madrileño estadio Vicente Calderón); y las palas del aerogenerador tendrán 75 metros de longitud cada una.

El 'East Anglia One' es el tercer proyecto que Iberdrola acomete en el sector de la eólica marina. La empresa ya tiene en marcha en Reino Unido el parque 'West of Duddon Sands', de 389 MW, y tiene en fase de construcción Wikinger, de 350MW.

Toda la actualidad en portada

comentarios