La presidenta de Diputación, Irene García, junto al vicepresidente de la Junta, Jiménez Barrios, minutos antes de empezar el acto institucional
La presidenta de Diputación, Irene García, junto al vicepresidente de la Junta, Jiménez Barrios, minutos antes de empezar el acto institucional - FRANCIS JIMÉNEZ
DÍA DE LA PROVINCIA

Una imagen renovada y dos heridas por curar

La presidenta de la Diputación exalta los valores de Cádiz tras 40 años de Constitución y hace una llamada para combatir el paro y acabar con la droga en el Campo de Gibraltar

CÁDIZActualizado:

La provincia de Cádiz ha celebrado este lunes su día y lo ha hecho envuelta en una imagen renovada y bajo las expectativas de un futuro muy prometedor. El acto institucional, celebrado en la Diputación de Cádiz, ha servido para presentar una provincia que ha superado baches y contratiempos hasta situarse en un referente de la superación y de la recuperación socioeconómica. No obstante, aún queda mucho por hacer. El desempleo y el repunte de la droga en el Campo de Gibraltar se han colado en una una jornada donde la excelencia de la provincia como símbolo del emprendimiento emprearial ha primado por encima de todo. Los pasillos de la Diputación se han llenado esta mañana de autoridades civiles y militares que han arropado a los diez premiados que representaban los valores de la sociedad gaditana.

El primero en destacar el impulso de Cádiz durante estos años fue el vicepresidente de la Junta, el chiclanero José Manuel Jiménez Barrios, que avanzó como Cádiz ha sabido sobreponerse a la crisis y ahora encara el futuro más inmediato con optimismo. Jiménez Barrios manifestó que Cádiz es una provincia con una idiosincrasia especial, ya que los 44 municipios que la integran componen una variedad cultural que, difícilmente, se encuentra en otras zonas del país.

El vicepresidente destacó que la mejor prueba del cambio experimentado por la provincia desde la promulgación de la Constitución de 1978 lo representan, precisamente, los galardonados en esta edición. Se trata de gaditanos sencillos como Francisco Acosta Acevedo, profesor del Centro de Adultos de Jerez, en representación de los centros de adultos de la provincia, y Isabel Rodríguez Martos, responsable de la asociación de madres 'Pañuelos Verdes', de La Línea, por su labor de lucha contra la droga y ayuda a los jóvenes afectados. También se ha reconocido a Antonio Marcos Rodríguez, empresario de Rota, y a la Federación Provincial de Organizaciones de Personas con Discapacidad (Feproami).

Papel destacado de los sindicatos

Los sindicatos CC OO y UGT han tenido un papel muy destacado en esta edición, ya que se ha reconocido los 40 años de sindicalismo en Cádiz. Igualmente se ha distinguido a África Sáiz González, cuatro veces campeona del mundo de lucha sambo, y a Angelita Gómez, bailaora de flamenco de Jerez. La nómina de premiados la cerraban la Federación de Asociaciones de Mujeres de la Sierra, Rafael Piña Barea, ganadero y quesero de Villaluenga del Rosario, y la Cooperativa Virgen de Palomares, de Trebujena, en representación de los sectores ganaderos y vinícolas de la provincia. Las Medallas del Día de la Provincia han cumplido este año su vigésima segunda edición y ésta ha sido la tercera de su historia en la que no ha habido Hijo Predilecto.

La ceremonia ha reunido a un amplio número de autoridades, entre los que se encontraban el expresidente de la Diputación y senador del PSOE, Francisco González Cabaña, el subdelegado del Gobierno en Cádiz, Agustín Muñoz, y el delegado del Gobierno de la Junta en Cádiz, Juan Luis Belizón.

La presidenta de la Diputación, la socialista Irene García, tomó la palabra justo a mediodía para hilar un discurso histórico y muy emotivo, donde exaltó los principales valores que han llevado a la provincia a sobreponerse de sus reveses y a destacar por encima del resto. Así, señaló que el orgullo de Cádiz está, precisamente, en los propios gaditanos que han logrado convertirse en líderes de las exportaciones en Andalucía, también se les debe a ellos la presencia de una juventud mejor formada y más emprendedora, capaz de impulsar más del 60% de las nuevas empresas.

«El empuje y la constancia de los gaditanos ha hecho mejor a la provincia»

La presidenta hizo alusión también en este recorrido histórico por los avatares de Cádiz a la potente red de servicios sociales apoyada en lo público y complementada desde la iniciativa social. En su opinión, "tenemos ahora una provincia mucho más igualitaria, que ha reducido sus desequilibrios sociales y territoriales, y que ha cambiado la resignación por la esperanza". Este esfuerzo tiene, desde luego, recompensa y es un futuro con mejores expectativas. Así, estos 40 años, según la presidenta de Diputación, han supuesto la construcción de una nueva provincia, "que se ha hecho mejor a sí misma gracias al empuje, la constancia y la implicación de gaditanos de origen y de adopción".

Sin embargo, Cádiz tiene aún dos heridas por curar y cicatrizar. Se trata de la tasa de paro que aún soporta y la amenaza de la droga que reina en el Campo de Gibraltar. La tasa de paro, cifrada en un 30% según la última EPA de 2017, es todavía alta y pesan mucho los 158.813 parados que demandan un puesto de trabajo en nuestra provincia.

El semblante de algunos de los galardonados ha servido a la presidenta para dibujar una mejora que ha llevado a combatir el paro, aunque todavía queda mucho trabajo por hacer. El ejemplo ha sido la Cooperativa Virgen de Palomares de Trebujena, que ha demostrado que la suma de lo pequeño multiplica las posibilidades de prosperidad, de crear riqueza y empleo, y de impulsar uno de nuestros sectores económicos más tradicionales como es el vitivinícola.

La segunda asignatura que ahora tiene que aprobar la provincia se encuentra en el Campo de Gibraltar. Se trata de nuevas amenazas a las que "tenemos que dar respuesta". La presidenta aludió a las mafias de la droga que se instalaron en la provincia, "utilizando nuestras aguas y nuestras tierras como puerta de entrada a Europa y arrasando a la juventud de localidades enteras". Irene García recurrió a la fuerza de otra de las premiadas para exaltar el ejemplo de lucha. Así, "la respuesta, una vez más, vino de las mujeres: mujeres como las integrantes del movimiento Madres de Pañuelos Verdes de La Línea de la Concepción, que se alzaron para combatir una lacra que estaba acabando con sus hijos, con sus esperanzas y con nuestro futuro".

La presidenta hizo un llamamiento al finalizar su discurso para seguir cimentando el legado y hacer más grande la provincia.