TRIBUNALES

Un guardia civil logra recortar privilegios a los oficiales

Una sentencia da la razón a un agente tras denunciar que le habían prohibido la entrada en la cafetería de suboficiales de la Base de Rota

Un guardia civil logra recortar privilegios a los oficiales
EFE Cádiz - Actualizado: Guardado en:

El juzgado de lo contencioso-administrativo número tres de Cádiz ha dictado una sentencia que determina que un guardia civil, con categoría de suboficial, sí puede acceder a la cafetería de la residencia de suboficiales de la base de Rota. El fallo llega a raiz de una denuncia del agente después de que el almirante jefe del recinto militar le denegara su entrada.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, detalla que el guardia civil, con categoría de suboficial desde 1988, reclamó su acceso a la cafetería de la residencia de suboficiales de la base naval de Rota, pero fue expulsado el 19 de marzo de 2014, acción que fue refrendada después por el almirante jefe.

La jueza recuerda que un decreto de 1983 contemplaba la consideración de suboficiales para guardias civiles en un acto «de justicia con ellos por su abnegación, entrega, constancia y fidelidad en el servicio», lo cual le otorga varios derechos, entre ellos, acceder a salas de suboficiales. «Ese decreto», dice la sentencia, «precisamente lo que pretende es reconocer a los guardias civiles de tropa que tuvieran seis años ininterrumpidos de servicio como consideración especial a su labor los mismos derechos que a los suboficiales de las fuerzas armadas».

Por ello, interpreta que ese decreto acoge también el derecho de los guardias civiles a acceder a las residencias militares, y, por tanto, a su cafetería, por lo que estima el recurso interpuesto por el guardia civil y rechaza la resolución del almirante jefe de la Base de Rota «por ser contraria a derecho».

La Asociación Unificada de Guardias Civiles, la que tiene mayor representación en el cuerpo con más de 30.000 afiliados, ha saludado esta sentencia como «un nuevo éxito en los tribunales en el reconocimiento de los derechos» de los agentes.

En un comunicado, la asociación se felicita «por haber conseguido dar un paso más dentro de los derechos que los guardias civiles han de tener reconocidos, aunque para ello tengamos que acudir a los tribunales, frente a la arbitrariedad y la disciplina mal entendida de algunos mandos militares».

Contra la sentencia del contencioso-administrativo se puede presentar recurso de apelación.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios