Día de la Provincia

Un Cádiz grande de trozos pequeños

Los premiados en el Día de la Provincia recuerdan a los gaditanos anónimos que les ayudaron

Gisela Pulido, diez veces campeona del mundo de Kitesurf, reivindica su gaditanismo militante al ser reconocida como Hija Predilecta

Un Cádiz grande de trozos pequeños
Andrés García Latorre Cádiz - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

Cada una de las personas que fueron reconocidas ayer con la Medalla de la Provincia repitió el mismo mensaje que espetaba Newton cuando alababan su genialidad: «estoy subido a hombros de gigantes». No había soberbias individuales, no hubo ni una brizna de vanidad entre los ocho hombres que subieron a recoger su galardón. Todos destacaron el trabajo de sus compañeros, de los que están y de los que les precedieron. Hasta los dos premiados individuales parecían agachar la cabeza y reconocer que sin el apoyo de sus compañeros no habrían podido llegar adónde lo habían hecho. Los representantes de los seis colectivos que también habían sido premiados hicieron lo propio. Cádiz se hacía grande, en el Salón Regio de la Diputación, con la unión de muchos pequeños gaditanos. Y con incorporación de gaditanos que habiendo nacido fuera, como Gisela Pulido, se sienten de esta tierra.

LAS MEDALLAS
Cofradía de pescadores de Conil. Recogió la medalla Miguel Ángel Ariza
Cámara de Comercio de Jerez. Recogió la medalla Javier Sánchez Rojas
Astilleros de Navantia en Cádiz. Recogió la medalla Joaquín Hdez. Rocha
Proyecto Hombre. Recogió la medalla Luis Bononato
Unidad de Hematología del Hospital de Jerez. Recogió la medalla Sebastián Garzón
RTVA Cádiz. Recogió la medalla Javier Benítez
Ramón Rodríguez Verdejo
Manuel Ravina Martín

Incluso la presidenta de la Diputación, Irene García, quiso acordarse en su discurso por el Día de la Provincia de los gaditanos más pequeños en las estadísticas. Los excluidos y los desempleados centraron buena parte de la alocución que pronunció tras saludar a las distintas autoridades que se dieron ayer cita para asistir a los actos que conmemoran la efeméride del 19 de marzo. Entre ellas estaban el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu; el delegado del Gobierno de la Junta, Fernando López Gil; el subdelegado de Gobierno, Agustín Muñoz; el consejero de Presidencia y vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios («el amigo Chiqui», en palabras de Irene García) y numerosos alcaldes de la provincia (entre los que no pudo estar el alcalde de Cádiz, José María González, cuyo padre falleció en la madrugada del sábado y a quien mandaron un afectuoso saludo). Lejos de la autocomplacencia que suele rodear al Día de la Provincia, García subrayó que Cádiz lidera las cifras de exclusión social y que, junto con las excelencias de Cádiz, se siguen arrastrando unas cifras alarmantes de paro.

De Sevilla a Cádiz

Se da la circunstancia de que las dos únicas personas premiadas a título individual viven en Sevilla: Ramón Rodríguez Verdejo (Monchi) y Manuel Ravina.

Monchi, director deportivo del Sevilla FC e isleño, llevó la bandera del gaditano que vive lejos de su tierra «y no puede disfrutar de la playa de la Barrosa, o sufrir del viento helado de Grazalema o del levante de Algeciras, que no disfrutan del atardecer en La Caleta o del amanecer en la almadraba». Monchi señaló a su familia, «sin ellos nada de esto habría sido posible». Mostró su infinito agradecimiento a su club y a su provincia, y desveló su sueño de volver a su tierra, «la tierra de Castelar, de Falla, de Paco de Lucía, de Camarón...».

Menos mediático fue el segundo distinguido, Manuel Ravina, director del Archivo General de Indias. De hecho, bromeaba con que «cuando me llamó mi amiga Irene para decírmelo, no me lo creía». Ramírez restó importancia a su figura y destacó la labor que se realiza en el Archivo Histórico Provincial (del que fue director durante cerca de 30 años y del que resaltó el trabajo de todos los trabajadores, «desde las limpiadoras hasta los voluntarios») y en el Archivo de Indias («el único archivo patrimonio de la Humanidad por la Unesco»).

Hacer provincia

El resto de los distinguidos coincidieron en señalar el esfuerzo colectivo que les había hecho merecedores de la distinción de la Medalla de la Provincia. Javier Sánchez Rojas, en nombre de la Cámara de Comercio de Jerez, llamó a recuperar la ilusión para demostrar «que no es una maldición bíblica el desempleo en Cádiz». Y para eso «que sepan que cuentan incondicionalmente con la cámara de comercio de Jerez».

También llamó al optimismo Joaquín Hernández Rocha, director de la planta de Airbus en Cádiz, que enfatizó que la factoría lleva «125 años dando empleo a la ciudad». Además, recordó el compromiso de la compañía con la ciudad.

Compromiso, pero con el medio ambiente, fue el que reivindicó Miguel Ángel Ariza cuando recogió la medalla para la Cofradía de Pescadores de Conil. Ariza insistió en los cien años que lleva luchando este colectivo por mantener el sector «de una manera sostenible, porque queremos vivir de la pesca también en un futuro». Futuro que lograron alcanzar los jóvenes que cayeron en el mundo de la droga y que tuvieron la suerte de dar con Proyecto Hombre. Luis Bononato no se anduvo con complacencias y aprovechó su tiempo para prevenir sobre la mayor permisividad que existe sobre las drogas y llamó a no bajar la guardia sobre con el repunte del consumo.

Y si de salud se trata, la Unidad de Hematología del Hospital de Jerez tiene mucho que decir. Tras recoger la Medalla de la Provincia, Sebastián Garzón destacó el compromiso de todo el equipo con los pacientes y dedicó la medalla a todos sus compañeros «de los que solo se ve que están cuando hay un fallo». Por su parte, Javier Benítez, a la hora de recoger la Medalla para Canal Sur, llamó, en el día de la Provincia, a que «no nos roben la luz, la luz de los artistas, de los deportistas, de las tradiciones, de los emprendedores... la auténtica luz de Cádiz».

Toda la actualidad en portada

comentarios