SANIDAD

Prueban un medicamento para la gota para salvar a recién nacidos en Cádiz

El equipo de Neonatología del Hospital Puerta del Mar participa en un ensayo europeo con Alopurinol para mejorar el tratamiento con hipotermia en bebés

El equipo médico dirigido por Simón Lubián ha tratado ya con hipotermia a 108 niños de la provincia

Prueban un medicamento para la gota para salvar a recién nacidos en Cádiz

El equipo de Neonatología del Hospital Puerta del Mar de Cádiz es uno de los más punteros del país en el desarrollo y puesta en marcha de la técnica de hipotermia, en la que fue pionero en España y ya es referencia internacional.

La hipotermia es una técnica que se aplica a bebés recién nacidos que han sufrido asfixia perinatal (en la mayoría de los casos durante un mal parto), y que consiste en mantener al neonato a una temperatura no superior a 33 grados durante 72 horas.

El equipo dirigido por el neonatólogo Simón Lubián mantiene un estrecha colaboración con todos los hospitales de la provincia que ha facilitado que haya tratado ya con este método a 108 niños de Cádiz desde que implantaran la técnica en el Puerta del Mar en 2009. Además, comparte su experiencia en el desarrollo de la hipotermia con hospitales de Guatemala, hasta donde se desplazó Lubián el pasado mes de mayo junto con otros médicos españoles.

Para contextualizar la importancia del tratamiento de estas patologías, cabe apuntar que la incidencia de asfixia perinatal, manifestada como encefalopatía hipóxico-isquémica neonatal, es de 3 a 5 casos por cada 1.000 recién nacidos vivos. El 25% de los afectados mueren durante el período neonatal y el 25% sobreviven con déficit neurológicos graves como retraso mental, parálisis cerebral o epilepsia.

Pero ni el responsable del servicio de Neonatología del Hospital Puerta del Mar de Cádiz ni su equipo, en el que es pieza clave desde el inicio de esta técnica la doctora Isabel Benavente, cesan en el perfeccionamiento de esta técnica, que es la única probada y segura que existe para mejorar las condiciones de vida de los niños con daño cerebral moderado a grave.

El equipo médico dirigido por Simón Lubián ha tratado ya con hipotermia a 108 niños en Cádiz

Durante estos meses implementan su trabajo participando en un ensayo europeo con Alopurinol, un fármaco que en principio está indicado para enfermedades como la gota. Según publicaciones especializadas, el estrés oxidativo causado por la reperfusión (procedimiento por el que se abren las arterias bloqueadas para restablecer el flujo sanguíneo) y la reoxigenación al nacimiento ha hecho que la investigación para el tratamiento de la asfixia perinatal incluya ahora la posibilidad de administrar sustancias antioxidantes, incluso antes del nacimiento.

El Alopurinol y el oxipurinol muestran resultados prometedores en esta misión incluso cuando los toma la madre. En estos momentos, se está administrando el primero directamente a los recién nacidos en el servicio de Neontaos del Puerta del Mar para mejorar los resultados del tratamiento con hipotermia.

Estudios experimentales y clínicos han propuesto varios medicamentos como candidatos para conseguir el mismo fin, sin embargo todos presentan la limitación del tiempo en que tienen que ser administrados, máximo seis horas después del nacimiento. A pesar de ello, científicos de todo el mundo están apostando por mejorar el tratamiento con hipotermia, al comprobar que los efectos son positivos y prosiguen los esfuerzos por encontrar alternativas terapéuticas que ayuden a prevenir la progresión del daño neuronal y que mejoren la reparación del tejido cerebral inmaduro lesionado.

Un equipo para celebrar

El equipo de Neonatología de Cádiz cuenta con el respeto y el cariño de cientos de familias gaditanas cuyos hijos han sido tratados en este centro hospitalario, tal y como se demostró el pasado 17 de noviembre con motivo de la celebración del Día del Prematuro. Más de un centenar de personas se reunieron en el salón de actos de la Facultad de Enfermería y Fisioterapia, entre las que se encontraban también las que han tenido hijos tratados con hipotermia, para disfrutar de una tarde de convivencia e intercambio de experiencias. El encuentro se basó en la exposición de las vivencias de las familias y los niños que han pasado por la UCI de Neonatos, aunque también hubo tiempo para la magia y para una merienda cuidadosamente preparada para los pequeños y sus padres.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios