TRIBUNALES

En prisión uno de los atracadores de la joyería Gordillo

El ladrón, de origen estonio, ha sido detenido en Finlandia, por orden judicial

El atracador que ya ha ingresado en Puerto II.
El atracador que ya ha ingresado en Puerto II.

Uno de los ladrones de los tres que atracaron la joyería Gordillo en Cádiz ha ingresado en la cárcel de Puerto II. El delincuente ha sido detenido en Finlandia después de que desde el Juzgado número 4 de la capital se haya realizado una comisión rogatoria para que las fuerzas policiales del país escandinavo lo hayan detenido y extraditado a España.

El arrestado, de unos 45 años, de origen estonio, se encontraba trabajando en el momento de su detención como fontanero en el país nórdico donde fue localizado y puesto a disposición de la justicia española y desde hace semanas cumple prisión preventiva en el centro penitenciario portuense.

Su localización ha sido fruto del trabajo de investigación realizado por los agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Comisaría Provincial de Cádiz quienes, en el momento del atraco, pudieron identificar al ahora detenido y poner a disposición del juez todos los datos necesarios para probar su participación en los hechos. Además se facilitó su imagen, que quedó grabada por las cámaras de vigilancia del local.

El violento atraco tuvo lugar a principios de abril en la joyería Gordillo de la calle San Francisco en torno a las siete de la tarde. Los tres individuos, de origen estonio, siguieron el ‘modus operandi’ habitual de este tipo de bandas de atracadores por encargo. A plena luz del día y en cuestión de dos minutos entraron a por su objetivo: relojes de lujo de gran valor. Sabían dónde actuaban y cómo tenían que hacerlo. Portaban una pistola pero no hicieron uso de ella nada más que para asustar, una estrategia habitual también en estos grupos criminales que intentan actuar de manera ‘limpia’ y no meterse en líos añadidos.

El presunto delincuente detenido fue el que rompió las vitrinas con una maza y cogió los relojes de lujo

Tras sorprender al vigilante y tenderlo en el suelo de un fuerte manotazo, una vez dentro cada uno se hizo cargo de su tarea. Uno de ellos colocó unas telas negras con ventosas en el escaparate para que no se viera lo que estaban haciendo en el interior de la tienda, otro, se dedicó a vigilar e intimidar a los trabajadores y otro a romper las vitrinas con una maza y coger todo lo posible en el menor tiempo. Este último cometido fue justo la que hizo el detenido que ha ingresado en Puerto II.

Los delincuentes entraron en la tienda caracterizados para evitar ser reconocidos. Uno de ellos llevaba una gorra militar estilo rusa, lo que llamó la atención de varios testigos. Se les relaciona con los Pink Panther, la banda de atracadores más conocida, numerosa y perseguida del mundo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios