Hostelería

Un nuevo apagón deja sin luz el Paseo Marítimo

Los hosteleros vuelven a denunciar los perjuicios que supone para sus negocios los continuos cortes de luz

Un nuevo apagón deja sin luz el Paseo Marítimo

Los apagones vuelven al Paseo Marítimo de Cádiz tan solo un mes después del último episodio que acabó con la paciencia de los hosteleros de la zona. Ayer, los negocios de hostelería que están situados entre la calle Neptuno y Cortadura volvieron a quedarse sin luz a partir de las diez y media de la noche y muchos de ellos acabaron echando la baraja sin esperanzas de que se volviese a restaurar el suministro a una hora prudente.

Un apagón más que se suma a una lista reincidente que comenzó hace más de un año y que a día de hoy sigue sin solución por parte de los responsables municipales. Los empresarios ya han denunciado en innumerables ocasiones los fallos eléctricos que soportan de forma habitual y que está repercutiendo de forma negativa en sus negocios. Además, la misma patronal de hostelería (HORECA) también ha manifestado su malestar por esta situación a través de su portavoz, Antonio de María.

De hecho, la última ocasión tuvo lugar durante el fin de semana de celebración del Trofeo Carranza, precisamente cuando más personas visitan la ciudad y cuando los locales suelen llenarse de clientes. En aquella ocasión, los apagones se sucedieron de forma continuada tanto el viernes como el sábado, ocasionando pérdidas a los empresarios.

Sin embargo, el problema subsiste y aunque desde el Ayuntamiento de Cádiz aseguran que la avería ya ha sido comunicada a la Delegación de Alumbrado Público, la realidad es que las supuestas obras que deben acometerse para poner fin al problema aún ni siquiera se han puesto en marcha.

«Estamos viendo que como sigamos así vamos a llegar a la Navidad, una de las épocas más fuertes para la hostelería, y volveremos a quedarnos sin luz, con la mala imagen que ello también supone para la clientela», apuntó uno de los afectados, que también subrayó el inconveniente que supone esta situación para mantener la seguridad en la zona. «Ayer con la lluvia, el Paseo Marítimo estaba completamente a oscuras. Es un peligro», apuntó el empresario.

Además, han mostrado su malestar, «ya que mientras nosotros pagamos los impuestos por tener nuestras terrazas en la calle y pagamos religiosamente nuestros recibos de luz, ellos no nos suministran servicios básicos como la luz», explicó uno de los dueños de uno de los negocios de la zona.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios