Las trabajadoras, en la puerta de la oficina de Turismo de Canalejas
Las trabajadoras, en la puerta de la oficina de Turismo de Canalejas - A. V.
TURISMO

Las informadoras turísticas de Cádiz, en lucha por sus empleos

Las trabajadoras de Canalejas y Cortadura siguen esperando que el Ayuntamiento les garantice la continuidad

CÁDIZActualizado:

Las informadoras turísticas de Cádiz también están en pie de guerra desde hace meses. Reclaman que el Ayuntamiento de Cádiz garantice el empleo que llevan desempeñando desde hace diez años. Solo son siete trabajadoras y esto dificulta que se les escuche pero no por ello son menos justas sus reivindicaciones.

El contrato por el que se presta el servicio de información turística en Cádiz, subcontratado a través de Manpower, finaliza el próximo jueves 15 de febrero y temen que el pliego para la nueva concesión que está elaborando el equipo de gobierno no incluya una cláusula de subrogación para la próxima firma que se encargue de prestar dicho servicio, de tal forma que la nueva compañía que entre no les renueve el contrato.

Cobran muy por debajo de lo estipulado según su preparación, diplomadas en Turismo con varios idiomas, y aún así nadie les asegura que vuelvan a contar con ellas. Detrás del retraso en la documentación precisa para renovar el servicio se encuentra el intento del Ayuntamiento de municipalizar todos los servicios que pueda asumir (quedando fuera el transporte urbano, por ejemplo). La concejala de Turismo, Laura Jiménez, se comprometió con la plantilla a incluirla en este complejo proceso que aún no ha visto la luz mientras esto se va fraguando, cumple la segunda prórroga con Manpower y las empleadas no saben qué será de su futuro a corto plazo.

Desde el equip de gobierno de Cádiz les aseguran que no les pueden garantizar la subrogación de sus puestos porque los técnicos municipales no encuentran el encaje legal pero ellas aseguran que les han hecho llegar varias opciones válidas, que están funcionando ya en ciudades como Salamanca y que no han sido tenidas en cuenta por el Consistorio.

Pasa el tiempo y, con el Carnaval por medio, poco se avanza. La actual concesionaria no ha mostrado su rechazo total a interrumpir el servicio porque confían en que antes o después se publique el pliego para la próxima concesión, que saldría con un plazo de un año, con las miras puestas en que a medio plazo sea posible la muncipalización. Mientras tanto, estas trabajadoras que ganan 806 euros al mes por 40 horas de trabajo semanales, ven cómo se contrata a otras compañeras para los módulos de playa de La Caleta y Victoria pagándoles mil euros más que a ellas y con categoría de funcinarias interinas.

En el último Pleno, la concejala socialista María José Rodríguez elevó la propuesta de aprobar un pliego con compromiso de subrogación de la plantilla que consiguió el apoyo de todos los grupos políticos, con la abstención del PP. El concejal popular, Bruno García, alegó que no votaba a favor por asociarse la petición lamunicipalización del servicio, algo que va en contra del ideario de su partido. Desde entonces hasta hoy, la dirección técnica de la Delegación Municipal de Turismo ha presentado un nuevo convenio al que puede asociarse que cuenta también con el respaldo de CC OO, sindicato que representa a estas trabajadoras.