Las trabajadoras de los módulos de la playa han mantenido una reunión con el alcalde de la ciudad.
Las trabajadoras de los módulos de la playa han mantenido una reunión con el alcalde de la ciudad. - LA VOZ
SERVICIOS PÚBLICOS

Escepticismo entre las empleadas de limpieza de módulos de playas

El colectivo, que mantuvo una reunión con el alcalde de la ciudad, reclaman con urgencia «garantías» sobre su situación laboral en la municipalización

CÁDIZActualizado:

El colectivo de limpiadoras de módulos de playas ha mantenido en el Ayuntamiento una reunión con el alcalde de la ciudad, José María González Santos, para reclamar «garantías» a su situación laboral una vez que han pasado a formar parte de la plantilla de Cádiz 2000.

A falta de una certificación por escrito para confirmar a estas 63 limpiadoras que han sido subrogadas, el alcalde, acompañado del concejal de Medio Ambiente, Álvaro de la Fuente, les transmitió un mensaje de tranquilidad a las trabajadoras, que han mostrado durante todo este proceso una gran inquietud por su futuro laboral.

El equipo de Gobierno señaló que en la reunión primó el entendimiento aunque las trabajadoras ven la situación con cierto escepticismo. No obstante, creen que hay buena voluntad por parte de González Santos para solucionar su situación. Al término del encuentro, el concejal de Medio Ambiente, Álvaro de la Fuente explicó que las trabajadoras expusieron sus inquietudes de cara a la próxima temporada así como diversas cuestiones laborales y acerca de la organización del trabajo.

De la Fuente señaló que «se les ha comunicado que el servicio contará con todas las garantías» e incidió en la voluntad de «avanzar en las mejoras laborales como ha sido ya el reconocimiento del descanso, el cual no estaba contemplado en las temporadas media y baja».

El concejal recordó el apoyo municipal a la plantilla a la par que apuntó que «es necesario velar por el cumplimiento legal en los procesos de municipalización para evitar que no se conviertan en ningún caso en una puerta falsa de entrada al empleo público». Por ello, les ofreció un mensaje de tranquilidad asegurando que se está haciendo todo este proceso con la «rigurosidad» que requiere este tipo de procesos.

Por otro lado y en el caso particular de una de las trabajadoras que no ha sido subrogada al contar con un contrato de obras y servicios, Rosa Huertas, el alcalde se comprometió a que se estudiará este asunto por parte del sindicato UGT y de los representantes de Cádiz 2000. Hasta el momento esta empleada argumenta que ha sido un «despido» y está pendiente de un juicio al no existir entendimiento entre las partes.

Pendientes de informes técnicos

La próxima semana, concretamente el lunes 13 a partir de las 8.30 horas, se celebrará la junta general de la sociedad Cádiz 2000 que fue interrumpida por parte del alcalde a la espera de conocer los informes solicitados por los grupos de la oposición tanto al departamento de Recursos Humanos, como a Intervención y Tesorería Municipal.

Será entonces cuando se debatan los dos puntos del orden del día que quedaron encima de la mesa por decisión del alcalde y que contemplan la posible paralización del proceso a petición del Grupo Municipal Popular.

Por otro lado, se debatirá por parte de los grupos en el Pleno la posibilidad de emprender acciones judiciales de reclamación patrimonial de Cádiz 2000 al presidente, Álvaro de la Fuente por adoptar acuerdos sin consultar con el Consejo de Administración y la junta general.