uana Rivas (c), durante su participación en el debate sobre los derechos del menor, violencia de género y delitos de odio, donde expondrá la versión sobre su caso - EFE

Juana Rivas: «Después de vivir con un maltratador, la cárcel no me da miedo»

La madre de Maracena critica que a la Fiscalía «le faltan partes de la realidad» de su caso

Juana Rivas condenada a 5 años de cárcel

Actualizado:

«Y un día descubrí que era yo la denunciada. De víctima pasé a la categoría de acusada, pero yo solo quería defender a mis hijos de un padre que les ha hecho mucho daño». Juana Rivas, la madre de Maracena inmersa en un proceso judicial después de no entregar este verano sus hijos al padre, Francesco Arcuri, ha pedido este jueves que la sociedad se involucre en la protección de los hijos en los casos de violencia de género.

Rivas ha participado en un acto organizado por el Ilustre Colegio de Procuradores de Madrid que, al inicio de la mesa redonda en la que también ha participado Francisca Granados, su asesora legal, y la diputada socialista Ángeles Álvarez, ha aclarado que mantiene la neutralidad y que tan solo ha invitado a «quien la sociedad civil demanda».

Con la reciente petición de la Fiscalía de cinco años de cárcel para Rivas por dos delitos de sustracción de menores (a la que se ha unido su expareja), la madre de Maracena ha asegurado a los periodistas que la ve «muy fuerte» y ha criticado que al Ministerio Público «le faltan partes de la realidad» de lo que ha ocurrido. No obstante, ha explicado que «después de vivir con un maltratador, no tengo miedo a los horarios de la cárcel ni nada de eso. Mi miedo es que mis hijos no puedan criarse con su madre».

Rivas fue obligada a devolver sus hijos al padre, condenado en 2009 por lesiones en el ámbito doméstico. En el proceso judicial que sigue abierto, Rivas ha señalado que ahora será importante la pericial psicológica de los niños, aunque el último paso que ha dado su equipo es acudir al Defensor del Pueblo para pedir que le ayude a llegar hasta la Fiscalía General del Estado. La madre de Maracena ha asegurado que ahora sus hijos «están sufriendo con su padre en Italia y yo me enfrento a una petición de cárcel y perderme 6 años de la vida de mis hijos».

Durante la mesa redonda, y tras la intervención de la asesora Francisca Granados, Rivas ha hecho un balance sobre el caso. Con la voz entrecortada y visiblemente emocionada, ha hecho hincapié en el proceso de maltrato que vivió con Arcuri. «No esperaba que esto fuera una cosa temporal, y aguanté y aguaté, hasta que no pude ocultar una agresión en mi cara». También ha explicado que cayó en una «trampa» al creer el arrepentimiento de su expareja.

Por ello, Rivas también ha hecho una crítica al sistema judicial. «He comprobado que pese a toda la legislación que dicen que hay para apoyar a la mujer, el resultado del periplo de poner una denuncia suele ser contrario a los derechos de las mujeres y nuestros hijos», ha asegurado.

Además, preguntada sobre si cree que se habían equivocado en la estrategia judicial, Granados ha respondido que el problema es el desconocimiento del estatuto de la víctima, que ni siquiera «la letrada de Juana en 2016, al igual que la fiscal y la jueza» conocían. Por su parete, Rivas ha concluído: «Mi estrategia como madre es proteger a mis hijos».