El glioblastoma tiene muy mal pronóstico
El glioblastoma tiene muy mal pronóstico - Virginia Tech
CÁNCER

Un nuevo fármaco podría detener la propagación del cáncer cerebral más mortal

A día de hoy, la supervivencia media de los pacientes con glioblastoma multiforme no excede de 15 meses

MadridActualizado:

El glioblastoma es la forma más mortal de cáncer cerebral para la que, además, existen pocas opciones terapéuticas. Además, es uno de los tipos de cáncer más prevalentes y mortales del cerebro. No en vano, y a la enorme dificultad que conlleva su extirpación quirúrgica dada su localización, se une su elevada resistencia a la quimioterapia y radioterapia. El resultado es que, aún a día de hoy, la supervivencia media de los pacientes no excede de 15 meses. Pero es posible que, gracias un equipo de investigadores del Instituto Tecnología de Virginia (EE.UU.), los tratamientos puedan ser más eficaces.

Nuestros tejidos están hechos en gran parte están de líquido que se desplaza alrededor de las células y es esencial para la función normal del cuerpo. Pero en algunos casos, este fluido puede estar haciendo más daño que bien. Es el caso de las personas que tienen glioblastoma, ya que este fluido tiene una presión mucho mayor, lo que hace que se mueva rápido y obliga a las células cancerosas a propagarse. Además, las terapias comunes contra el cáncer, que insertan un medicamento directamente en el tumor con un catéter, pueden hacer que dicho líquido se mueva aún más rápido.

Los investigadores aseguran haber encontrado una solución para detener esta inevitable propagación de células cancerosas

Lo que aseguran los investigadores es haber encontrado una solución para detener esta inevitable propagación de células cancerosas.

En un artículo publicado « Scientific Reports», explican el uso de un medicamento que puede bloquear la forma en que las células cancerosas responden al flujo de fluidos. Este trabajo es parte de un proyecto de beca de investigación de cinco años liderado por Jennifer Munson en múltiples universidades, que examina el papel del flujo de fluido intersticial en la propagación de las células de glioma. El fluido intersticial es el fluido que rodea las células en el cuerpo.

El fármaco, que ya se ha utilizado en la práctica clínica, podría suponer un cambio de escenario

En los laboratorios, los investigadores utilizaron ratones con glioblastoma para probar cómo un enfoque particular para administrar un tratamiento contra el cáncer, llamado administración mejorada por convección, hizo que las células de glioma invadieran el resto del cerebro. Para bloquear el movimiento rápido del líquido y la propagación de las células cancerosas, probaron un medicamento llamado AMD3100. El fármaco, que ya se ha utilizado en la práctica clínica, podría suponer un cambio de escenario, comenta Chase Cornelison, autor principal del estudio, debido a que «evitaría que el glioblastoma se propague».