El ibuprofeno es analgésico, antipirético y antiinflamatorio
El ibuprofeno es analgésico, antipirético y antiinflamatorio - ABC

Dudas con el ibuprofeno: ¿Cuándo puedo utilizarlo? ¿Necesito receta?

Es un analgésico y antipirético, pero, a diferencia del paracetamol, este fármaco también funciona como antiinflamatorio

Actualizado:

El ibuprofeno es un analgésico y antipirético, pero, a diferencia del paracetamol, este fármaco también funciona como antiinflamatorio. Se utiliza para dolores que impliquen inflamación, como torceduras, esguinces, dolores de garganta, musculares, enfermedades como artritis reumatoide, artrosis o gota. Si se trata de un simple dolor de cabeza, los especialistas de mediQuo recomiendan optar por el paracetamol, ya que el ibuprofeno puede resultar dañino para la mucosa gástrica.

El ibuprofeno no está indicado para personas con problemas de hígado, de estómago, que hayan tenido alguna úlcera o hemorragia y está totalmente prohibido durante el embarazo, a excepción del periodo de lactancia, donde sí estaría permitido al igual que el paracetamol. Es importante consumirlo siempre después de las comidas y nunca hay que superar la dosis recomendada diaria, ni alterar la duración del tratamiento.

En junio del año pasado, la Agencia Francesa del Medicamento (ANSM) lanzó una advertencia a médicos y pacientes por los riesgos que había constatado en el uso de ibuprofeno y ketoprofeno. Según una investigación farmacológica exhaustiva llevada a cabo por los centros de Tours y Marsella, estos medicamentos pueden agravar el curso de infecciones. Por ello, las autoridades sanitarias francesas demandaron una investigación a nivel europeo y emitió una serie de recomendaciones como utilizar paracetamol frente al ibuprofeno y el ketoprofeno en caso de dolor o fiebre, sobre todo cuando el origen sea una infección como anginas, rinofaringitis, otitis, tos, infección pulmonar, así como para una lesión cutánea o varicela.

En 2015, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) emitió una alerta en la que recomendaba a los médicos no administrar dosis altas de ibuprofeno o dexibuprofeno a pacientes con patología cardiovascular grave como insuficiencia cardiaca, cardiopatía isquémica establecida, enfermedad arterial periférica o enfermedad cerebrovascular y que, antes de iniciar tratamiento a largo plazo con estos fármacos, sobre todo si se requieren dosis altas, se deberán evaluar cuidadosamente los factores de riesgo cardiovascular asociados del paciente.

Ibuprofeno 600 siempre con receta

Aunque a algunos consumidores les parezca increíble, algunas presentaciones de medicamentos tan usados como paracetamol o ibuprofeno necesitan receta médica para poder adquirirlos en las farmacias. Y no siempre depende de la dosis. En el caso del ibuprofeno 600 mg siempre se necesita receta, pero en el paracetamol, depende de la presentación.

Iván Espada, farmacéutico del departamento técnico del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos advertía, preguntado por ABC, que hay un comportamiento que se repite en muchos pacientes: pensar que a mayor dosis de un analgésico, mejor. «En medicamentos sin receta, por lo general, recomendamos la dosis más baja posible para conseguir el efecto deseado. La dosis eficaz de paracetamol es 650 mg y de ibuprofeno son 400 mg. Según aumentamos la dosis, aumenta el efecto, pero también la toxicidad. Hay que valorar la relación riesgo-beneficio», aclara Espada. En el botiquín de casa, es suficiente con tener analgésicos sin receta para procesos leves y puntuales