Soto Alto es una de las urbanizaciones de la barriada de Simón Verde donde se han producido robos en viviendas
Soto Alto es una de las urbanizaciones de la barriada de Simón Verde donde se han producido robos en viviendas - ABC
MAIRENA DEL ALJARAFE

Roban en Gelves una caja fuerte antigua de 120 kilos y la sacan de día por la puerta de la vivienda

Los ladrones accedieron al inmueble usando una máquina radial para cortar los anclajes de una ventana de hierro

SevillaActualizado:

Continúa la oleada de robos en la barriada de Simón Verde, ubicada entre los municipios sevillanos de Gelves y Mairena del Aljarafe, donde el pasado miércoles los ladrones entraron en una vivienda y sacaron por la puerta principal nada menos que una caja fuerte antigua de hierro que pesaba 120 kilos, según fuentes consultadas por ABC. Los ladrones lograron hacerse con algo de dinero y algunos joyas que había en el interior de la caja, que ha aparecido tirada y reventada en una finca de Sanlúcar la Mayor.

Los hechos tuvieron lugar a las 20.00 horas, del pasado miércoles, cuando no había nadie en la vivienda y los cacos entraron en el inmueble dando una patada a la puerta del muro exterior, que da paso al jardín. A continuación, para entrar usaron el mismo método que en otros robos que se han registrado en viviendas de la urbanización: con una máquina radial cortaron los anclajes de una ventana de hierro de la terraza exterior, donde nadie les veía cómo actuaban.

La alarma instalada en la vivienda saltó inmediatamente, con lo que los ladrones -que usaron linternas para guiarse por dentro de la casa- sabían que tenían entre 8 y 10 minutos para hacer su trabajo antes de que llegara la Guardia Civil o la Policía Nacional, ya que la compañía de seguridad alerta a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Actuaron en 10 minutos

En tan sólo 10 minutos, los ladrones lograron desempotrar la antigua caja fuerte que estaba encajada en un mueble como elemento de decoración porque se trata de un objeto de coleccionismo debido a su antigüedad. A pesar de que la caja fuerte medía 1,20 metros de altura y unos 40 centímetros de ancho, y que pesaba más de 120 kilos, la arrastraron hasta el exterior de la casa. En el trayecto, rompieron varios escalones y dejaron todo el suelo arañado debido a su peso. Los delincuentes sacaron la caja fuerte por la puerta principal de la casa, a la vista de todo el mundo, la montaron en un vehículo y se la llevaron.

El viernes apareció la caja fuerte tirada en una finca de Sanlúcar la Mayor. Estaba inservible, ya que primero intentaron abrirla a martillazos por delante y después lograron reventarla por detrás usando una máquina rotaflex. Dentro de la caja los ladrones no encontraron un gran botín: documentos, escrituras, pasaportes, algo de dinero y algunas joyas.