AFP

Trump abronca al alcalde de Londres por su reacción tibia

Acusa a Sadiq Khan de decir que con siete muertos, no había «motivo para alarmarse»

CORRESPONSAL EN WASHINGTONActualizado:

«Al menos siete muertos y 48 heridos en un ataque terrorista, y el alcalde de Londres dice que ¡no hay motivo para alarmarse!». La frase del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lanzada desde su herramienta favorita, Twitter, cayó como arma arrojadiza en pleno momento de desconcierto en la capital británica. Londres combatía como podía un nuevo atentado, con el que tres yihadistas acababan de sembrar el pánico en uno de sus rincones más emblemáticos, mientras el mundo se estremecía entre mensajes de repudio y solidaridad. La irrupción en tromba de Trump en la red social con una acusación directa a Sadiq Khan, de origen musulmán, alimentada de forma viral por sus más de 31 millones de seguidores, desató un enfrentamiento político entre ambos, aunque poco a poco se fue abriendo paso la certeza de que a Trump le había traicionado su costumbre de tirar de oído y de actuar con menos rigor del recomendable.

Después de asegurar que, en plena crisis terrorista, tenía «cosas mucho más importantes que hacer que responder al señor Trump», el equipo del alcalde difundió una nota recordando sus declaraciones originales a la cadena pública BBC, en las que «había pedido a los londinenses que no se alarmaran en los próximos días, y mantuvieran la calma, si se encontraban con mucha policía –incluidos oficiales armados- en las calles». Una forma de avisar a los vecinos para que no se disparara el pánico, que distaba mucho de la frase «no hay motivo para alarmarse», traída a colación por el mandatario estadounidense.

En su comunicado, que situaba al alcalde en su obligada labor de «coordinar la respuesta policial, de los servicios de emergencia y el gobierno de la ciudad, frente a este horrible y cobarde ataque», mencionaba también el intento de Sadiq Khan de «proporcionar liderazgo, seguridad y tranquilidad a los londinenses y a los visitantes de nuestra ciudad». El choque entre Trump y el alcalde de Londres no se prolongó por mucho más tiempo, ya que ni el presidente estadounidense ni la Casa Blanca, de manera oficial, difundieron respuesta alguna a las precisiones de la oficina del alcalde.

En las horas posteriores al ataque terrorista, el impulsivo proceder del presidente estadounidense, con una batería de tuits al calor de la información que se iba suministrando, sirvió también para reclamar la necesidad de «dejar de ser políticamente correctos y pasar a la acción por la seguridad de nuestra gente». Una exigencia que Trump culminaba con otra de sus frases preferidas en materia de lucha contra el terrorismo, que también suele hacer extensiva a las diversas guerras que mantiene Estados Unidos en el exterior: «Si no somos inteligentes, sólo nos irá peor».

El presidente norteamericano, que aún afronta el desafío jurídico de su decreto de prohibición de entrada al país de ciudadanos de países musulmanes con terrorismo, difundió otro tuit en el que reclama que «los tribunales nos devuelvan nuestros derechos». Demanda que complementó con esta frase: «Necesitamos la Travel Ban (decreto de prohibición de viajar) como un nivel extra de seguridad». La iniciativa legal de Trump, que ya fue desactivada por los jueces en los primeros días de su mandato, acaba de llegar a la Corte Suprema, después de que el Departamento de Justicia estadounidense decidiera recurrir estos días, ante el bloqueo judicial a su entrada en vigor. La decisión del alto tribunal debe de servir para sentar jurisprudencia sobre uno de los asuntos esenciales impulsados por la Administración Trump, que afecta a su política sobre seguridad.

En su intento de aprovechar el ataque terrorista, Donald Trump no se olvidó de ninguno de los debates que mantiene la sociedad estadounidense, incluido el de las armas de fuego. Aunque de una forma más tangencial, en su último tuit relacionado con los tres yihadistas que actuaron en Londres, Trump escribió: «¿Os habéis dado cuenta de que ahora no hay debate sobre las armas de fuego? Eso es porque utilizaron cuchillos y un camión».