GTRES

La venganza más esperada de Gloria Camila Ortega

No ha sido un verano fácil para la hija de la desaparecida Rocío Jurado después de salir a la luz su polémica ruptura con Kiko Jiménez

ABC
MadridActualizado:

No han sido unos meses fáciles para Gloria Camila Ortega, hija de la desaparecida Rocío Jurado y José Ortega Cano. Fue a principios de verano cuando la joven y el que fuera su pareja desde hacía años, Kiko Jiménez, ponían fin a su relación, una ruptura que copó los titulares de la prensa rosa por las acusaciones cruzadas entre ambos. Infidelidades, celos, secretos... son solo algunos de los dardos envenenados que se lanzaron.

El fin de su relación pilló por sorpresa a muchos, pues se dejaban ver como una pareja de lo más estable, pero por si esta noticia no fuera suficiente, Kiko comenzó una relación con Sofía Suescun, enemiga de ambos hasta ese momento. Pocos son los que saben cómo la situación cambió tanto en tan poco tiempo, pero ella optó por guardar silencio -su versión de los hechos la daban amigos y familiares- mientras que él prefirió hablar abiertamente sobre lo que había pasado.

Lo que quedó claro es que la relación terminó de la peor manera posible y que ni Sofía ni Gloria pueden soportarse. Esto fue más que evidente cuando la navarra apareció vestida con un pijama que la hija de Ortega Cano se dejó en casa de su ex. Y lo hizo de manera pública en el vídeo de presentación de Kiko por su entrada en «GH Vip». Un comportamiento de lo más criticado que incluso Rocío Flores, prima de Gloria, le recriminó en el plató del programa (en el que ahora concursa también su padre, Antonio David).

Pero Gloria Camila parece haber pasado página y se ha dejado ver con la mejor de sus sonrisas en sus últimas apariciones públicas. Y es la relación entre Kiko y Sofía parece estar más que rota por las últimas imágenes de su «tonteo» con Estela Grande, mujer de Diego Matamoros, dentro de la casa de Guadalix de la Sierra. «Kiko, has sido una decepción, gracias por hacer el idiota porque me he dado cuenta de que no te quiero en mi vida», sentenciaba en el plató de «Sálvame».