El «Gloss Smudging» de Karlie Klos
El «Gloss Smudging» de Karlie Klos - DAVE BEDROSIAN
Gente

Los templos de belleza de las top

Desvelamos sus templos capilares y su versión «made in Spain»

Actualizado:123456
  1. El «Gloss Smudging» de Karlie Klos: en David Künzle

    Karlie Kos
    Karlie Kos - DAVE BEDROSIAN

    El «Gloss smudging» (algo así como manchas brillantes) consiste en decolorar las raíces para después del lavado, aplicarles un brillo que las identifique y dote de una personalidad propia. La idea parte de la colorista norteamericana Kari Hill, propietaria del salón Mèche en Los Ángeles, que tiene entre sus clientas a Karlie Kloss o las actrices Anna Faris, Michelle Williams o Taylor Schilling. En los salones David Künzle de Madrid (en la foto, Atilio Künzle y David Lesur) realizan esta técnica. «Consiste en aplicar un producto especial en la raíz para eliminar o disminuir los contrastes de color que se producen con las mechas californianas o que aparecen con el paso del tiempo, entre la raíz y la parte coloreada, volviendo así a reavivar el color», cuentan.

  2. El volumen de Naomi Campbell: en Le Salon

    Naomi Campbell
    Naomi Campbell - AFP

    «Naomi Campbell tiene unas medidas de infarto pero un pelo extremadamente fino», contaba David Mallett, en la imagen, durante una entrevista reciente a ABC. El «mejor peluquero de París» (Vogue dixit) custodia las melenas de Natalie Portman, Adriana Abascal, Sharon Stone, Andie MacDowell o Demi Moore. Las recibe en su salón del 4 de Rue Notre-Dame des Victoires, y todas buscan lo mismo: aumentar el volumen de forma natural. «Mis trabajos, y mis cosméticos no están enfocados a que mis clientas salgan guapas de la peluquería, el objetivo es que estén guapas todos los días», dijo. En España, su técnica la trabajan los profesionales de Le Salón de Barcelona, formados directamente por el equipo de Mallet.

  3. Los cambios de color de Linda Evangelista: en Claudia di Paolo

    Linda Evangelista
    Linda Evangelista - ABC

    Christophe Robin (en la imagen) el artífice del rubio de la top Nadja Auermann y de las constantes transformaciones de Linda Evangelista, está considerado como el mejor colorista del mundo. No en vano es también el alquimista de los tintes que lucen Catherine Deneuve, Kylie Minogue, Tilda Swinton, Chiara Mastroianni y Kristin Scott Thomas. Robin fue el primer peluquero para el que el tinte dejó de ser un recurso solo para tapar canas, y todas estas mujeres han mostrado orgullosas en sus redes las diferentes metamorfosis por las que han pasado sus melenas. Y es que este artesano francés es único haciendo que parezcan naturales las tonalidades de pelo de sus clientas. En Madrid, ha dejado su impronta en el exclusivo salón de Claudia di Paolo, donde se venden y se trabaja con sus tesoros vegetales.

  4. Los rituales herbales de Eva Herzigova: en Inés Estébanez

    Eva Herzigova
    Eva Herzigova - ABC

    Al lado de la Madeleine, en París, se esconde L’Institut René Furterer, el mejor Spa Capilar de la capital. Aquí no solo cuidan el aspecto exterior, se preocupan del origen de nuestros problemas capilares, y los tratan con aceites esenciales y extractos de plantas naturales, después de realizar un diagnóstico personalizado. La firma ha cumplido este año 6 lustros, y tiene una legión de fans entre las mujeres más exigentes con su pelo como son Eva Herzigova o Jennifer López. Incuso Marc Jacobs se confiesa adicto a su Cera Vegetal. En Madrid, los rituales de la firma se realizan en el salón de Inés Estébanez (en la foto). También en Prego Styling (Bilbao); Víctor Moledo (Pontevedra) y en Peluquería Hechizo (La Coruña).

  5. La obsesión de Vodianova: en Eduardo Sánchez

    Vodianova
    Vodianova - ABC

    La obsesión beauty de Natalia Vodianova es su cabello, muy fino y delicado. Ha declarado varias veces que usa exclusivamente el champú Reviviscence de Leonor Greyl y acude regularmente al Instituto en Paris de esta asturiana, que revolucionó la peluquería creando un salón donde también se cuida el cuero cabelludo. Casi 40 años más tarde, Greyl ha vuelto a España de la mano de Eduardo Sánchez (en la foto) el favorito de Eva Longoria y Linda Evangelista cuando pasan por Madrid. Ha traído su savoir faire a una cabina exclusiva, donde se concluyen los diagnósticos con cámara microscópica y se disfruta de rituales herbales y aparatología HairSpa: para nutrir, oxigenar y descontracturar la cabeza.

  6. Los masajes capilares de Liu Wen: en R’difusión

    Liu Wen
    Liu Wen - MAX MONTINGELLI

    Chris McMillan, el peluquero personal de Jennifer Aniston, y el ángel de Victoria Secret asiático Liu Wen, sigue la misma filosofía que Shu Uemura: «Un peinado bonito comienza con un cabello bonito». Para el maestro japonés, el pelo se trata como una obra de arte, en la que lo primero es preparar el lienzo. Por eso, su línea Shu Uemura Art of Hair se emplea en «ceremonias capilares», similares a las del té, que buscan como primera medida, una fibra capilar sana. En el salón R’difusión (Iván Barreda, en la foto) del Hotel Palace de Madrid, Alicia Keys o Naomi Watts han probado alguna de estas ceremony’s, que empiezan con un masaje de cabeza y hombros, que se puede alargar hasta 50 minutos.