Sálvame: Alejandra Rubio, de no querer ser famosa a hablar de sus visitas al psicólogo en televisión

La hija de Terelu Campos ha acudido a su primera entrevista en un programa de Mediaset, donde ha hablado de fama, amigos y traición

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Tras quejarse una y otra vez los medios de comunicación y repetir que ella no quiere ser famosa, este martes Alejandra Rubio ha dado su primera entrevista. La hija de Terelu Campos ha estado en el programa «Morning Glory», donde se ha mostrado muy nerviosa pero dispuesta a dedicarse a la televisión, al menos para hablar de moda.

Junto a ella ha estado su gran amigo Aless Gibaja, quien la ha animado a tratar algunos de los temas que le preocupan, como no saber gestionar su fama tras la mayoría de edad. «Lloraba muchísimo, muchísimo. Cuando cumplí los 18 años me decían muchísimas cosas, además salió el tema de la anorexica y lo pasé fatal», explicaba la joven.

Según ha explicado la propia Alejandra, su modo de enfrentarse con los medios de comunicación ha cambiado tras comenzar sus estudios de diseño de moda. «Cuando era más pequeña no quería tener nada que ver con esto. Me daba miedo lo que decía la gente y lo pasa mal. Pero después vi que si quería dedicarme a la moda tenía que ser conocida», comenta. Eso sí, cada martes va al psicólogo para aprender a gestionar su nueva vida.

Ver esta publicación en Instagram

🐨🖤🤞🏽

Una publicación compartida de ALX 🖤 (@alerubioc) el

Rubio también aprovechó para protestar por el trato recibido en su primer día de clase, cuando «me encuentro a todo el mundo en la puerta y me agobié. Me iba el corazón a mil, no sabía dónde meterme». Eso sí, la nieta de María Teresa Camops reconoce que tiene buena relación con los reporteros gráficos y que «en general me tratan bien».

Hace apenas unos días, Rubio lamentaba en Instagram las veces que había sido traicionada por sus amigos. «Siempre he sido abierta, súper social y me he llevado muchos palos», reconocía en el programa, «me cuesta mucho fiarme de la gente. Muchas amistades me han dicho que no suba fotos con ellas porqeu luego las van a sacar y después ha sido todo lo contrario. Ahora solo tengo una amiga en la que confío, se llama Esther, la conozco hace dos meses pero conecté mu cho con ella».