Miedo, inseguridad y ceguera: el peor momento de Massiel

La cantante sufre una degeneración macular que le produce visión periférica

Actualizado:

La cantante que bendijo al mundo con su alegre canción «La, la, la», con la que se proclamó ganadora en Eurovisión, no atraviesa uno de sus mejores momentos. Hace tan solo unas semanas, la propia Massiel (71 años) desveló en el programa de Bertín Osborne, «Mi casa es la vuestra», que se estaba quedando ciega.

«He perdido la visión en la mácula, veo periférico, si me tapo no te veo la cara, podría no caerme pero no puedo leer o ir al cine y al teatro. Llevo siete años pinchándome. Otros se mueren de cáncer y yo me estoy quedando ciega. Es duro. No tiene cura», explicaba Massiel al presentador de televisión.

Uan situación que ha tardado en asimiliar, como ella mismo confesó: «Me he sentido muy mal porque no lo aceptaba. Cada vez que noto que pierdo visión me cabreo». Ahora, la publicación Jaleos ha podido conocer que Massiel siente mucho miedo a diario, pese a que intente hacerse la fuerte. «Es una mujer todoterreno, pero le acusan los miedos y las inseguridades en su día a día», dice la fuente cercana. Al parecer, la ganadora de Eurovisión ya apenas tiene ganas de salir de casa y intenta obligarse.

Pese a todo, la misma fuente asegura que Massiel es muy fuerte y se niega a que la enfermedad le gane la batalla, aunque tenga días muy malos en los que no le apatezca hacer nada: «Hay días en que está muy baja y que le preocupa su futuro a corto plazo. Ella sabe que es una privilegiada, pero verse sin visión le frustra. Pero se niega a que la enfermedad le gane la batalla y, por eso, no se pierde un sarao».

Aún así, la ganadora de Eurovisión no ha querido que esta debilitada salud le impida seguir con su pasión de leer. Lo hace practicamente a diario, aunque con la ayuda de una lupa gigante para facilitarle las cosas y no forzar la vista.