Margarita Vargas
Margarita Vargas - Gtres

Margarita Vargas, sobre la exhumación de Franco: «Dejad a los muertos que descansen en paz»

La mujer de Luis Alfonso de Borbón prefiere no sobre ello pues considera «un tema muy delicado»

MadridActualizado:

«Tengo el placer, junto a Margarita, de anunciaros el nacimiento de Enrique de Jesús, nuestro cuarto hijo». Con este comunicado en su cuenta de Instagram, Luis Alfonso de Borbón anunciaba el pasado 1 de febrero el «alumbramiento» del benjamín, quien pesó 4,200 kilogramos y midió 53 centímetros. «Ahora estoy mu cansada pero bueno, como cualquier madre con un niño de un mes», confiesa Margarita Vargas para ABC, pocos días después de recibir el alta hospitalaria, «como fue cesárea, tuve que esperar seis semanas hasta que me diesen el alta». La esposa de Luis Alfonso ya ha vuelto a la escena pública y lo ha hecho durante la presentación de una camiseta solidaria para la firma «The Extreme Collection», cuyos beneficios irán íntegramente destinados a la Fundación Querer, que ayuda a niños con enfermedades neurológicas.

Un niño que nació en Estados Unidos debido a que la madre sufría una alergia a la propia placenta del pequeño, tal y como informó Luis Alfonso a LOC: «Es una especie de intolerancia que se manifiesta con erupciones y trastornos, más agudos cuando el bebé que espera es varón». Pero al final, «fue todo fenomenal», tal y como explica Margarita. «Queríamos que naciera en España pero me tuve que ir a Estados Unidos por problemas de salud».

Este bebé es el cuarto del matrimonio: Eugenia, que acaba de cumplir doce años, y los mellizos Luis y Alfonso, de ocho. «Los hermanos están encantados», dice Margarita visiblemente orgullosa. «Es el menos Borbón porque los otros tres son un calco», dijo entre risas. «Es el juguete de la familia». Confiesa que tiene «mucha suerte» de tener a su marido a su lado. «Es espectacular, se ha portado como un padrazo. Es un padre estricto pero con mucho cariño», explicando que durante estos meses se ha volcado con los niños. Está feliz con sus retoños, aunque deja claro que «cuatro niños ya son muchos niños» y que a pesar de que «este bebé vino de sorpresa», ahora está «encantada». Pero reitera que «con este nos plantamos definitivamente».

Venezuela

Margarita, rica heredera de sonora familia venezolana, los Vargas Santaella. Su boda, en Santo Domingo, fue todo un acontecimiento. A pesar de que hace años vive en España, Margarita tiene a Venezuela siempre presente. « Tengo el corazón roto y deseando que esto se arregle porque la verdad es muy duro», dice en relación a los disturbios producidos en el país tras la proclamación de Juan Guaidó como presidente electo. «Soy venezolana a morir aunque viva aquí, ese es mi país y yo lo quiero con locura», por lo que «estoy deseando que esta situación acabe pronto. Es una situación muy dura».

Exhumación

Tampoco la situación de su familia política está pasando por su mejor momento. Los Borbón Martínez Bordiú se encuentra en continuas disputas con el Gobierno y su afán por exhumar a Franco. «La verdad que esto es un tema delicado y yo siempre he dicho que a los muertos hay que dejarlos descansar en paz», opina Margarita. Tal ha sido la presión mediática para la familia que Carmen Martínez-Bordiú, primogénita de los siete nietos del dictador, puso tierra de por medio y huyó a Portugal junto a su inseparable novio Tim McKeague, coach emocional, australiano y 34 años menor que ella. «La veo feliz y muy contenta», asegurando que entre ellas existe una relación personal exquisita. «Nos llevamos genial, la quiero un montón».