Lucía Rivera y Marc Márquez
Lucía Rivera y Marc Márquez - ABC

Lucía Rivera y Marc Márquez: La pareja del año... o de la semana

El entorno de la modelo afirma que está feliz con el piloto de MotoGP, pero no saben cuánto durará su idilio: «No le gusta el compromiso»

MadridActualizado:

«Lo siento, pero no hablo de mi vida privada». Así de contundente se mostraba la modelo Lucía Rivera esta semana, tras la publicación de unas fotografías en las que aparece paseando por las calles de Barcelona junto al piloto de MotoGP Marc Márquez. «Te agradezco mucho que me llames para interesarte por mí, pero me gusta mantener mi vida sentimental al margen de mi trabajo», concluía la hija de Blanca Romero, a quien Cayetano Rivera adoptó en 2001 tras casarse con la modelo y actriz asturiana.

La joven pareja se llevaba una sorpresa al ver las imágenes en la revista «¡Hola!», donde señalan que la modelo y el siete veces campeón del mundo de MotoGP llevan varios meses viéndose. Ella vive a caballo entre Madrid y París, donde intenta conseguir proyección internacional por su trabajo como modelo; él reside en Barcelona, aunque las carreras le obligan a viajar por todo el mundo. Cuando se ven, la mayoría de veces lo hacen en la ciudad condal, donde Rivera tiene buenos amigos.

Muchos han calificado la relación de Rivera con Márquez -que ha sido destapada de manera fortuita- como un sueño hecho realidad. Y es que, en abril de 2017, durante una entrevista al diario «El Mundo» la joven ya expresaba que su prototipo de hombre ideal era precisamente el piloto leridano. «Marc Márquez me parece guapísimo. Escojo bien, ¡eh!», dijo. Al aludido debió llegarle aquel comentario y conocer a Lucía Rivera ya era cuestión de tiempo. Aún así, desde el entorno del campeón más joven de la historia de MotoGP no han querido aportar más detalles sobre su historia: «Es algo que tiene que ver con su vida privada y tiene que ser él quien lo confirme. No estamos autorizados para decir nada», explican.

Lo que sí ha podido saber este periódico, a través de un amigo íntimo de la modelo, es que ella «está muy feliz e ilusionada con esta relación», aunque no cree que Rivera y Márquez vayan a formar «la pareja sorpresa del 2019». «Lucía es un espíritu libre, no le gusta el compromiso», afirma. Si este idilio es pasajero o no, solo el tiempo lo dirá.

Sobre el pasado amoroso de Márquez se sabe poco. Cuando comenzó a competir en los circuitos, mantuvo una relación con una chica de Cervera (Lérida), su localidad de origen. Iba a verle a las competiciones y es la única novia oficial que se le ha conocido. Él mismo contó en una entrevista que todo terminó cuando comenzó a viajar y a pasar poco tiempo en casa, algo que tuvo consecuencias negativas en su relación. Desde entonces, a Márquez no se le han vuelto a conocer parejas estables ni aventuras amorosas.

Blanca con su hija y el padre biológico de ésta, de quien se desconoce su identidad
Blanca con su hija y el padre biológico de ésta, de quien se desconoce su identidad

Cuando en 2016 Lucía Rivera alcanzó la mayoría de edad y comenzó a desfilar por pasarelas y photocalls, a la hija de Blanca Romero y Cayetano Rivera se le relacionó sentimentalmente con Willy Bárcenas, vocalista de Taburete; también, con el jugador de la NBA Willy Hernangómez y con el diestro Gonzalo Caballero, íntimo de Felipe y de Victoria de Marichalar. Este último romance lo desmintió la propia modelo a ABC, a finales de 2017. «Solo somos amigos, entre nosotros no hay nada más», dijo. En aquel momento estaba muy molesta con ese rumor. «La gente no para de llamarme para preguntarme por esto. Que hayamos subido unas fotos nuestras a Instagram no nos convierte en novios. Gonzalo y yo nos conocemos desde hace mucho tiempo, pero no somos nada», aseguró. Lo cierto es que Rivera siempre ha jugado al despiste y, al tiempo que desmentía estas informaciones, dejaba entrever que entre ellos había algo más que una simple amistad.

A Lucía le han inculcado desde pequeña que sea reservada con su vida privada. Que cuanto menos cuente, mejor. Pero cuando ha firmado acuerdos con marcas de lencería, coches o aplicaciones móviles, sí que ha relatado algún capítulo de su intimidad.

A golpe de contrato

En agosto de 2015, su madre compartió una imagen de Instagram donde aparecía con Lucía cuando era pequeña y el padre biológico de ésta. Lo único que se ha podido saber sobre él es que en los 90 era modelo y mantuvo una relación de algunos meses con Blanca Romero, fruto de la cual nacería Lucía Rivera en 1998. En una entrevista a ABC, con motivo de la presentación de un desfile de ropa íntima, reveló que años atrás intentó retomar la relación con su padre biológico, quien vive en Gran Bretaña. Pero aquello no funcionó. «Le he perdonado, pero no es nada mío. Los padres que abandonan a sus hijos no son padres», declaró Rivera.

En ocasiones, también ha hablado sobre los altibajos en su relación con Cayetano Rivera, que ahora parece atravesar un momento dulce. De hecho, y a raíz de su relación con Márquez, estos días Lucía se ha sentido muy «atacada» en las redes sociales. Ayer mismo dio un golpe sobre la mesa en forma de story en Instagram. «No entiendo por qué tanta inquina y tanto odio hacia mí, simplemente por se adoptada por mi padre (cosa que yo no he decidido ni nadie le ha obligado a hacerlo)», escribió en referencia a Cayetano Rivera, quien tiene otro hijo fruto de su matrimonio con Eva González. Sobre su madre, aseguraba que es «maravillosa y auténtica». Y zanjó la cuestión asegurando que jamás ha pretendido «vivir del cuento».

Lucía junto a Cayetano Rivera, a quien siempre ha considerado su padre
Lucía junto a Cayetano Rivera, a quien siempre ha considerado su padre

A corto plazo, Lucía Rivera no ha anunciado si estará en algún photocall. Llegado el caso, será cuando, tal vez, explique la verdad sobre su relación con Marc Márquez, su «hombre ideal».