La portada de Paper con Mariah Carey
La portada de Paper con Mariah Carey - INSTAGRAM

InstagramMariah Carey abusa del Photoshop para reducir su peso

La cantante aparece con una cintura más marcada y unas piernas más finas de las que tiene en la nueva portada de «Paper» para la edición de Las Vegas

MadridActualizado:

No es la primera vez que la popular cantante se convierte en objeto de críticas por su físico. Es habitual que Mariah Carey estreche sus caderas, piernas y brazos con el famoso programa «Photoshop». Sin embargo, a todos se hace evidente que sus curvas han desaparecido y que se trata de un engaño.

En esta ocasión, la artista protagoniza la portada de la revista «Paper» para su edición de Las Vegas y en la imagen se puede apreciar que tiene una cintura más marcada y unas piernas más finas de las que realmente tiene.

Sus seguidores han tardado poco en comentar este evidente cambio en su su red social. «Demasiado Photoshop», «este no es realmente tu cuerpo», o «eres muy bonita, no hace falta que te retoquen con Photoshop» son solo algunos de los mensajes que le han lanzado a la cantante.

En la portada, Mariah Carey, de 47 años, posa semidesnuda con el cabello tapando su pecho. Como complementos lleva unos largos guantes, pantis de rejilla y un largo collar de pedrería que le llega hasta la cintura.

#VivaLasPaper

Una publicación compartida de Mariah Carey (@mariahcarey) el

La reconocida artista ha publicado la portada junto a otras imágenes de la sesión fotográfica en las que sus muslos no parecen tan delgados y se aprecian sus verdaderas caderas. Normalmente, Carey sube instántaneas de su día a día en sus cuentas en las redes sociales, en las que no aparenta ser una persona diferente. De ahí que muchas de las críticas que ha recibido vayan dirigidas a obtener una respuesta acerca de cuál es el motivo que le lleva a mostrar un cuerpo que no es el suyo.

El pasado mes de noviembre, por Acción de Gracias, fue juzgada también por su figura y sobre los retoques fotográficos a los que acude con frecuencia para disimular sus curvas. En esa ocasión, la trampa salió a la luz, ya que publicó una imagen en la que se había subido bastante uno de sus hombros y reducido uno de sus muslos. A simple vista, no se percibía ningún cambio, pero prestando atención a los detalles se podía comprobar que una de las puertas de los muebles estaba curvada y en el espejo que había a su espalda se veía deformado la parte de su hombro izquierdo.