Funeral Diana de Gales
Funeral Diana de Gales - EPA

El funeral de Diana de Gales, un protocolo digno de una reina

Por primera vez, el Gobierno inglés prepara un plan de acción para el momento en el que fallezca Isabel II. En 1997, tras el fallecimiento de la princesa se improvisó un funeral acorde al cariño de los ingleses hacia ella

S.J
MadridActualizado:

Inglaterra ensaya un plan de actuación para cuando la Reina Isabel II fallezca. Este sería el primer funeral de Estado en Gran Bretaña desde 1965, tras la muerte del primer ministro Winston Churchill, a quien la Reina Isabel II le concedió este honor.

Otro tipo de homenaje posible es el de Funeral Real, categoría destinada solo para los miembros de la Casa Real con el estatus de «Alteza Real». Es decir, la monarca, su marido y sus descedientes directos. En el caso de la Princesa Diana de Gales no era ninguno de los citados, por lo que tras su muerte hubo que improvisar un nuevo tipo de celebración.

Lady Di, como era popularmente conocida, era la exmujer del Príncipe Carlos y madre de los Príncipes de Inglaterra Guillermo y Harry. Al no existir ningún tipo de acto al que se ciñera, se decidió celebrar «un entierro único para una persona única», como dijo el portavoz de la Casa Real.

El 6 de septiembre se fijo la fecha del entierro de Diana de Gales y se decretó luto nacional. Tras su ataúd caminaron el Príncipe Felipe, duque de Edimburgo, el Príncipe de Gales, el hermano de la princesa, Carlos y sus hijos Guillermo y Harry.

REUTERS
REUTERS

Aunque la Familia Real británica decidió mantener distancias con Lady Di, la ceremonia de despedida fue propia de una princesa. Adulada por la sociedad británica y reenombrada como la «Princesa del Pueblo», el entierro de Diana de Gales fue un gran acontecimiento social, en el cantante británico Elton John interpretó «Goodbye England's Rose» para despedirse de su amiga Diana.

Féretro de la Reina Madre
Féretro de la Reina Madre - EPA

En 2002 la Reina Madre, Isabel Bowes-Lyon, fallecía con 101 años. Su funeral fue similar al de Diana de Gales, pues se empleó un protocolo parecido. Tras el féretro, caminaron hasta 14 familiares entre los que destacan el príncipe Carlos, sus dos hijos, Guillermo y Harry. La marcha fúnebre de Beethoven acompañaba el ataúd, que portaba sobre una almohadilla la corona de la Reina Madre, una carta de su hija, una bandera y un ramo de camelias blancas, sus favoritas.