Agencias/Redes

Erin Heatherton revela los duros motivos por los que dejó Victoria's Secret

Su lucha continua para perder peso ha sido uno de los principales motivos que la llevaron a tomar esta decisión. La modelo llegó a pensar que «debería dejar de comer», tras «sufrir presiones»

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Erin Heatherton trabajó durante cinco años junto a la marca de lencería Victoria's Secret, desfilando en los conocidos shows de la firma. Años, en los que lejos de ser una de las mujeres más feliz, segura de sí misma y deseada del planeta, fueron una auténtica pesadilla, las exigencias físicas que debía cumplir cada vez que tenía una cita laboral con el imperio lencero era toda una odisea para la joven.

El 2013 fue un año decisivo para ella, ya que la expareja de Leonardo DiCaprio, decidió dejar de trabajar con la marca sin dudar, después de sufrir presiones para adelgazar, según ha confesado la propia top recientemente en Motto. De momento se desconoce si estas declaraciones señalan directamente a la dirección de Victoria's Secret, pero la última entrevista que la modelo ha concedido a la revista citada da a entender esta teoría. « En mis dos últimos desfiles para Victoria's Secret me dijeron que tenía que perder peso. Y yo les miré como diciendo "¿va en serio?''», ha confesado Erin en las páginas de la publicación. «Llegué a un punto en el que una noche llegué a casa de un entrenamiento y miré mi comida pensando que tal vez simplemente no debería comer», dijo con total sinceridad.

Lo cierto es que el nuevo proyecto emprendido por la modelo, 'Empowered by Failure', que ella misma se encargo de anunciar en su cuenta de Instagram, dejaba ver ya que algo no iba bien, ya que para promocionarlo, Erin habló sin tapujos de «ciertas presiones» sobre su estado físico a las que ha tenido que hacer frente. «Este sentimiento que percibía como fracaso era, en verdad, un poderoso despertar para mí. Dejé de esconderme detrás de una versión fabricada de mi misma», dice. Momento que le dio la energía necesaria para «crear un canal para que las mujeres se conviertan en versiones más fieles de sí mismas», como añade la maniquí en su imagen de Instagram.

Punto de inflexión

Durante la preparación para el espectáculo más importante del año sobre una pasarela de la firma en 2013, la modelo se sometió al tradicional plan de entrenamiento que todos los ángeles siguen de manera estricta semanas antes de subir a la pasarela; pero en esta ocasión, algo no terminó de funcionar. «Me deprimí muchísimo porque estaba trabajando muy duro y sentía que mi cuerpo se estaba resistiendo, y una noche al regresar a casa después del entrenamiento llegué al punto de mirar mi comida y pensar que quizá lo mejor era no comer y punto. Ahí reaccioné a que estaba ante un problema muy serio», dijo.

Después de dicho desfile, Erin abandonó la firma definitivamente. «Me di cuenta de que no podía salir ahí fuera, mostrando mi cuerpo y a mí misma a todas esas mujeres que me ven como un referente, y decirles que se trata de algo muy fácil y simple y que todo el mundo puede hacerlo». «Nada hay más importante que uno mismo y su propio bienestar, si sufres y dejas de ser tú, nada tiene sentido», concluye diciendo.

Instagram
Instagram