Belén Esteban y Toño Sanchís
Belén Esteban y Toño Sanchís - GTRES

De Belén Esteban a Mariah Carey: las guerras de los famosos y sus representantes

La cantante canadiense ha sido la última en sumarse a la lista de rostros conocidos que ha pasado del amor al odio con las personas que llevaban su carrera

MADRIDActualizado:

Fueron sus mejores consejeros, sus confidentes y las personas en las que más confiaban. Hasta que algo -principalmente, las cuentas- se interpusieron entre ellos. Mariah Carey ha sido la última en sumarse a la lista más temida por los famosos: la de las personas que fueron traicionadas por su mánager.

Según la web «TMZ», la diva ha recibido una demanda de su ex representante, Stella Bulochnikov. La que fuera amiga de Mariah pide una buena suma de dinero por «acoso sexual», según los documentos presentados por la demandante. Según Bulochnikov, la cantante «estaba siempre desnuda» en su presencia e incluso llegó a realizar alguna actividad sexual ante su agente.

El caso de Mariah es, cuanto menos, excepcional. No es habitual que sea el famoso el denunciado -ejem, Naomi Campbell- por sus ayudantes, sino el timado por ellos. Y es que no son pocos los máganer que meten mano en la cartera ajena, como el de Uma Thurman. La actriz tuvo que reclamar a su ex representante un millón de dólares, que le fue devuelto sacando dinero de las cuentas de otros clientes. ¿El motivo? La mujer de su representante era compradora compulsiva y él tenía miedo a enfrentarse a ella.

Mariah Carey junto a Stella Bulochnikov
Mariah Carey junto a Stella Bulochnikov - GTRES

En nuestro país el caso más conocido de malas cuentas entre representante y representada es, sin duda, el de Belén Esteban y Toño Sanchís. Pero no son los únicos que tuvieron sus más y sus menos a la hora de hacer cuentas. Carlos Vázquez Moreno, más conocido como 'el Tibu', fue condenado en 2014 a dos años de prisión y a una multa de 21.000 euros por apropiarse indebidamente de 222.000 euros de la gira de El Canto del Loco en 2008.

Tampoco acabó Melendi a buenas con su exagente y su exproductor. A ambos les dedicó una canción en las que, entre otras lindezas, les definía como «caraduras», «ladrones de guante negro, dos a cada cual peor» o «seguís siendo ratas».

De Marisol a Luis del Olmo

No son pocas las estrellas infantiles que se han enfrentado a los desfalcos de sus representantes, casi siempre sus padres. Lindsay Lohan, Macaulay Culkin o Britney Spears han acusado a sus padres de robarles dinero o dirigir sus carreras. Un episodio parecido vivió Marisol con su descubridor, Manuel Goyanes, por culpa de quien «perdí el rumbo de mi vida».

Pero si hay un robo millonario de un administrador a un famoso que ha ocupado titulares, es el de Rogelio Rengel al presentador Luis del Olmo, con 14 millones de euros desaparecidos. «Ha roto muchos sueños míos y me ha robado todo el dinero que he hecho en madrugadas y tardes y años en la radio. Espero ver pronto a ese hijo de la gran perra en la cárcel», lamentaba el presentador con amargura. La semana pasada, el Tribunal Supremo confirmaba la sentencia de 10 años de cárcel a Rongel por sus acciones.