Jonan Fernández
Jonan Fernández - Jesús Andrade

Vitoria plantea reducir el presupuesto de Covite y AVT y mantener el de víctimas de abusos policiales

El Gobierno acordó en agosto la retirada del recurso que interpuso el PP contra la Ley de Víctimas de Abusos Policiales

BilbaoActualizado:

El Gobierno vasco quiere reducir hasta los 45.000 euros la subvención del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) y la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), que de salir adelante el proyecto vasco de Presupuestos de 2019 percibirían una cuarta parte menos que el pasado ejercicio. Por el contrario, el borrador de las Cuentas del Departamento de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación mantiene la partida destinada a reparar a los damnificados por abusos policiales, que alcanza los 1,45 millones.

Este mismo agosto, el Consejo de Ministros acordó la retirada del recurso que interpuso el PP contra la Ley de Víctimas de Abusos Policiales entre 1978 y 1999, aprobada en 2016 con los votos favorables de PNV y PSE. El Ejecutivo de Mariano Rajoy denunció que la comisión de valoración a la que se refiere la norma, destinada a investigar la comisión de delitos perpetrados por funcionarios públicos que no hubiesen sido condenados, invadiría competencias de los tribunales de Justicia. Nacionalistas y socialistas promovieron el pasado verano algunas reformas destinadas a que el polémico órgano se centre en resarcir a los afectados, no a buscar responsabilidades.

El secretario general de Derechos Humanos, Jonan Fernández, ha explicado hoy que el pequeño incremento previsto para la partida destinada a resarcir a las víctimas de abusos policiales se debe precisamente a la que la comisión de valoración «ya está creada», de forma que se prevé una mayor actividad en este campo en los próximos meses.

En una rueda de prensa celebrada esta tarde en Vitoria, Fernández ha explicado además que el fondo destinado a Covite y AVT se reducirá de 54.000 a 45.000 euros, aunque ha anunciado la creación de una nueva subvención de 40.000 euros destinada a financiar iniciativas o programas de víctimas por la convivencia. Por otro lado, la partida para la gestión y clarificación del pasado cae de los 100.000 a los 75.000 euros, y las ayudas a fondo perdido para damnificados por acciones terroristas se reducen otros 40.000 euros hasta los 100.000.

El presupuesto de la Presidencia del Ejecutivo vasco asciende hasta los 122,6 millones de euros, casi cuatro millones de euros más que lo que contemplaba el anterior proyecto. Las principales partidas del departamento se destinan a Cooperación al Desarrollo (46,2 millones de euros), el Fondo de Innovación (40,5 millones de euros), Estructura y Apoyo (10,9 millones), Acción Exterior (8,7 millones), Víctimas y Derechos Humanos (8,4 millones), y el Instituto de la Memoria (dos millones de euros).