Beiras, a la derecha, junto al líder de Anova, Antón Sánchez, el pasado mes de julio
Beiras, a la derecha, junto al líder de Anova, Antón Sánchez, el pasado mes de julio - EFE
EL RUPTURISMO, ANTE EL 28-A

Anova rechaza la idea de Podemos de postular a Beiras al Senado

Los nacionalistas denuncian el «ruido mediático» generado por los morados

Santiago Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El regreso de Xosé Manuel Beiras a la primera línea de combate ha sido una hipótesis de corto recorrido. La idea surgió de Podemos. En plenas negociaciones para fraguar una coalición con Anova y Esquerda Unida para el 28-A, el pasado lunes los morados señalaron al histórico nacionalista como su baza para liderar una candidatura al Senado. Menos de 24 horas después, sin embargo, su nombre se ha caído abruptamente de las quinielas. Anova, el partido que fundó tras su salida del Bloque, salió ayer al paso para tumbar la propuesta: «En ningún momento se consideró la posibilidad de que Xosé Manuel Beiras fuera parte de ninguna candidatura al Senado. La unidad popular necesita de generosidad y acuerdos, no de ruido mediático», zanjó la organización a través de Twitter.

Las conversaciones, pues, están abocadas a seguir hasta que las fuerzas que un día coincidieron bajo el paraguas de En Marea encuentren su fórmula electoral. En Podemos, fuentes consultadas por este diario aseguran que su apuesta por Beiras se explica en un intento de ofrecer a Anova un puesto con visibilidad para el ticket de las generales. Dado que los morados se han reservado para sí el número 1 de la lista al Congreso por La Coruña, con Antón Gómez-Reino, y que a Yolanda Díaz, de Izquierda Unida pero con ascendencia en Madrid, se le busca un puesto de salida, la organización pensó que Anova podría ver con buenos ojos el regreso de su fundador y de su indudable tirón político.

A la vista está que el intento no ha dado resultado. De puertas para adentro, Anova prefiere no hacer declaraciones mientras las conversaciones están en marcha pero, de entrada, ahí está su dardo contra el «ruido mediático» alentado por Podemos en las últimas horas.

Las listas al Congreso

La clave está en encontrar un acuerdo que satisfaga a todas las partes. Sobre todo en el Congreso. En un momento en el que las expectativas electorales del rupturismo no son las de 2015 y 2016, los puestos de salida están prácticamente tasados. La incógnita principal está en saber qué lugar ocupará Yolanda Díaz en el cartel: si como cabeza de lista en alguna provincia, como Pontevedra, o incluso como integrante de la candidatura por Madrid.

Sea como fuere, su papel como diputada en la última legislatura le dará mucha ventaja para tratar de revalidar escaño en una buena posición. En los últimos meses, ha cosechado elogios dentro del grupo parlamentario de Unidos-Podemos, que la considera artífice de acuerdos importantes con el Gobierno.

En Lugo, Miguel Anxo Fernán-Vello, vinculado a Anova, repetirá con toda probabilidad como número uno. Más complicado se antojan las quinielas en Orense. Podemos ha propuesto a Ledicia Piñeiro, exconcejal de Ourense en Común en el Ayuntamiento, y ganadora de las primarias internas de la formación. Tendrá posibilidades si finalmente se mantiene el paso a un lado dado por David Bruzos, rival de Luís Villares en las primarias de EnMarea.

Con todo, las tornas pueden cambiar de un momento a otro, especialmente si alguna de las tres patas de la mesa, ya sea Anova, Podemos o EU, se considera infrarrepresentada en la coalición. Otra de las cuestiones que está en el aire es el nombre que figurará en la papeleta. En las conversaciones se han valorado las posibilidades de Galicia en Común, Mareas en Común o Mareas Galegas, pero hasta el momento no hay nada cerrado.

¿Y el papel que jugarán los alcaldes? A esa pregunta también le falta una respuesta en firme. Solo Compostela Aberta se ha inclinado por dar libertad a sus inscritos ante la posibilidad de que haya dos papeletas rupturistas el 28-A. Desde Marea Atlántica, ayer el alcalde de La Coruña, Xulio Ferreiro, avisó de que no participará «activamente» en la campaña si no se logra la «unidad» de todas las siglas del espacio.

Nada hay que pueda descartarse, pero mientras, se acerca la fecha límite para registrar las coaliciones (15 de marzo). En la En Marea liderada por Luís Villares, los candidatos de cada provincia ya tienen nombres y apellidos, después de que el pasado domingo finalizaran las votaciones de las primarias. Serán Iván Olmos (Orense), Ana Seijas (La Coruña), Iris Malvido (Pontevedra) y Cristina Pérez (Lugo).