Foto de familia de los galardonados tras la entrega de los Premios Castilla y León
Foto de familia de los galardonados tras la entrega de los Premios Castilla y León - F. HERAS

«No podemos permitir que esa casa de todos que es nuestra comunidad termine convertida en un erial»

Los premiados llaman a trabajar para evitar la despoblación y que Castilla y León «no sólo sea cosa del pasado, sino que vislumbremos entre todos un horizonte del porvenir»

H. DÍAZ
ValladolidActualizado:

Ese mal endémico del que adolece parte de la España del interior, pero fundamentalmente Castilla y León, la despoblación, ha estado muy presente en el discurso de los premiados José Luis Puerto (Letras) Álex Grijelmo (Humanidades), que han hablado en nombre de todos los galardonados durante la entrega de los Premios Castilla y León este lunes en el Auditorio Miguel Delibes de Valladolid. Ambos han coincidido en pedir empeñarse para que el problema no se agudice. «No podemos permitir que esa casa de todos que es nuestra comunidad de Castilla y León se nos vacíe y arruine, se nos venga abajo y termine convertida nuestra tierra en un erial».

José Luis Puerto, poeta e incansable estudioso de las tradiciones, creencias y leyendas populares, ha pedido que entre todos «contribuyamos» para que «la historia de Castilla y León no sea solo cosa del pasado, sino que vislumbremos entre todos un horizonte del porvenir» para que, entre otros fines, «siga encendida la llama de nuestra lengua».

La despoblación también ha centrado parte del discurso de Alex Grijelmo y en la misma línea de Puerto ha insistido en esa lucha para que «no perdamos la cultura primigenia que anida en el castellano de nuestras tierras». «No perdamos también la despoblación de las palabras», ha concluido el también escritor.