Margarita Robles (c) en su viaje a Afganistán para visitar a las tropas españolas y conocer de primera mano la labor que realizan como parte de la operación internacional - EFE | Vídeo: ATLAS

Robles recalca que las Fuerzas Armadas son los «principales garantes del ordenamiento constitucional»

En su primera Pascua Militar, pide alejar a los militares de decisiones partidistas

MadridActualizado:

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha subrayado durante el discurso de la Pascua Militar cómo la Constitución «ha posicionado a las Fuerzas Armadas como principales garantes del ordenamiento constitucional» y ha reclamado para ello hacer de la «política de Defensa una cuestión de Estado, orientada a favorecer la estabilidad, el progreso y la paz».

En el Palacio Real de Madrid, ante Sus Majestades los Reyes, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y toda la cúpula militar, la ministra Robles ensalzó también el camino recorrido durante los últimos 40 años con la Constitución: «Ha consagrado el más amplio abanico de derechos y libertades, creando un marco de convivencia en el que todos tienen cabida, bajo la mayor garantía, que es el imperio de la ley y el respeto a los valores democráticos, propios de todo Estado de Derecho».

En la ceremonia que recuerda la recuperación de Menorca en 1782, tomada por los británicos previamente, Robles también pidió «mantener a las Fuerzas Armadas y Guardia Civil alejadas de decisiones partidistas o coyunturales para posibilitar así la máxima estabilidad en el desarrollo y aplicación de una política cuyo primer objetivo es proteger a nuestros ciudadanos».

Tras hacer un somero repaso por algunos de las operaciones internacionales donde despliegan más de 3.000 militares españoles, la ministra recordó que este 2019 tendrá, entre otros hitos, el traslado del cuartel de la Operación Atalanta a la base naval de Rota (Cádiz) en marzo, a consecuencia del Brexit, previsto para el día 29 de ese mismo mes.

Recordó los esfuerzos en recursos consagrados recientemente para poner en marcha programas de modernización de los submarinos S-80, las fragatas F-110, la actualización del caza Eurofighter, los vehículos de combate VCR 8x8 Dragón, los helicópteros NH-90, la modernización de los helicópteros Chinook o la renovación de los satélites de comunicaciones.

Unos proyectos, que sumados a otros menores, dan una cifra de inversión de unos 12.900 millones para los próximos 15 años. Se trata a todas luces de la casi única política continuista que durante los últimos seis meses se ha podido observar entre el anterior Gobierno de Mariano Rajoy y el de Pedro Sánchez, quien hoy ha concluido sus vacaciones en Lanzarote para asistir a la cita castrense.

«Quiero mencionar el esfuerzo que se está haciendo para intentar revertir la situación que los años de la crisis han generado en las condiciones de vida de los militares españoles», añadió la ministra que anunció la puesta en marcha de un «plan de choque de mejora de la calidad de vida en bases y acuartelamientos».

Robles, en su primera Pascua Militar, mencionó en su discurso «la consolidación de la PESCO» como uno de los desafíos de este 2019 para la UE. La PESCO (Cooperación Estructurada de Defensa en la UE) es un proyecto para impulsar programas de defensa conjuntos entre las naciones de la UE.

También incidió en la importancia de no perder el pulso de las nuevas tecnologías –«como el big data o la inteligencia artificial»- o la explotación del espacio ultraterrestre en beneficio de los intereses de seguridad nacional.

Robles terminó su discurso reclamando «una sociedad y un país, España, del que nos sentimos orgullosos. De sus hombres y mujeres, de su pluralidad, de sus valores y principios». Reclamó por último un mayor papel de España como puente entre Europa y América.