Los Reyes Felipe y Letizia presiden la tradicional celebración de la Pascua Militar
Pascua Militar

El Rey recuerda que «la bandera es de todos»

Don Felipe destaca el compromiso de las Fuerzas Armadas con los valores democráticos

MadridActualizado:

El Rey ha recordado en la mañana de este domingo que la bandera «es de todos» y que «su escudo refleja nuestra historia y diversidad». Durante la celebración de la Pascua Militar, que ha presidido con la Reina en el Palacio Real, Don Felipe ha afirmado que la bandera «representa también nuestra confianza en el futuro y nuestro deseo de seguir construyendo una sociedad libre y democrática, de acuerdo con los principios recogidos en nuestra Constitución».

En unos momentos en los que algunos rechazan la bandera de España y otros la utilizan en actos políticos, el Jefe del Estado se ha referido a su reciente aniversario. Recordó que la enseña fue establecida para la Armada por Carlos III en 1785, y que el año pasado se cumplieron 175 años de la extensión a todos los cuerpos del Ejército, lo que la ratificó «definitivamente como la bandera de España».

Una bandera, dijo el Rey, «regulada en el artículo 4 de la Constitución, que simboliza al conjunto de nuestra nación y que es signo de su soberanía e independencia, de su unidad e integridad».

Los Reyes han llegado este mediodía a una soleada pero gélida Plaza de la Armería del Palacio Real, donde les aguardaban el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los ministros de Defensa, Margarita Robles, y de Interior, Fernando Grande-Marlaska, así como el jefe del Estado Mayor de la Defensa, general Fernando Alejandre, y el jefe del Cuarto Militar, almirante Juan Ruiz Casas. A su llegada, Don Felipe y Doña Letizia han recibido honores (Himno Nacional y salva de 21 cañonazos) y el Rey ha pasado revista a una formación de la Guardia Real antes de pasar al interior del edificio.

Don Felipe ha acudido a la ceremonia con el uniforme de gala de capitán general del Ejército de Tierra y Doña Letizia con una falda larga de terciopelo azul marino y una chaqueta a juego, mientras que la ministra lucía un vestido largo de color rojo, y el presidente y el ministro han acudido a la cita con chaqué, la etiqueta recomendada para el acto.

Tras recibir el saludo de los militares y guardias civiles asistentes a la ceremonia el Rey ha impuesto condecoraciones a los merecedores de ellas. Después, la ministra de Defensa ha tomado la palabra y el Rey ha cerrado el acto.

Ante todos ellos, el Rey ha destacado la «profunda identificación con la Constitución» de las Fuerzas Armadas, las Fuerzas y los Cuerpos de Seguridad del Estado y los servicios de Inteligencia. Y ha afirmado que «el compromiso de todos ellos con los valores democráticos ha sido indispensable» para «la consecución y el mantenimiento de la estabilidad y la seguridad de España».

Tras recordar a «todas las víctimas del terrorismo», dedicó «un recuerdo emocionado» a los hombres y mujeres que dieron su vida en acto de servicio y agregó: «Su recuerdo estará siempre en el corazón de los españoles».

Don Felipe se ha referido al 500 aniversario de la primera vuelta al mundo, realizada por Magallanes y Elcano, y ha destacado la gesta de aquellos hombres, que «cambió la visión que se tenía del planeta y constituyó el primer gran hito de la globalización».

También aludió al reciente aniversario de la incorporación de la mujer a la profesión militar, y dijo que «ya se ha logrado su integración total, con la posibilidad de ingresar en todos los cuerpos y escalas y de ocupar cualquier destino».

Don Felipe terminó sus palabras con un «Viva España», que fue seguido de un «Viva el Rey». Tras el discurso, acabó la cobertura del acto por parte de los periodistas, y los Reyes compartieron un vino de honor con sus invitados en el Salón de Columnas del Palacio.