Pablo Casado felicita a José Luis Martínez-Almeida tras su elección como nuevo alcalde de Madrid
Pablo Casado felicita a José Luis Martínez-Almeida tras su elección como nuevo alcalde de Madrid

El PP gobierna sobre el doble de personas que el PSOE en capitales

Los socialistas consiguen 20 capitales de provincia, frente a las 16 que tenían

MadridActualizado:

Pese a la debacle del Partido Popular en las últimas elecciones, gracias a los pactos con Ciudadanos, los de Casado han conseguido gobernar al doble de personas en capitales de provincia y autonomía que el ganador mayoritario de los comicios, el PSOE. Los populares han logrado esto gracias a que han recuperado Madrid, que representa la mitad de los ciudadanos que serán gobernados por el PP, junto con ciudades más pobladas como Córdoba u Oviedo.

Con las elecciones de mayo los socialistas han conseguido 20 capitales de provincia, frente a las 16 que tenían, en las que gobernarán mediante pactos o en solitario. El PSOE compartirá con Ciudadanos dos ayuntamientos: Albacete y Ciudad Real, gobernando dos años cada uno.

Los de Sánchez pierden tres ayuntamientos ante el PP (Alicante, Oviedo y Córdoba) y otros dos ante ERC (Tarragona y Lérida), pero consiguen conquistar siete consistorios a los populares (Burgos, Albacete, Logroño, Jaén, Cáceres, Guadalajara y Cuenca) y arrebatar a Coalición Canaria Santa Cruz de Tenerife y a Compostela Aberta, Santiago de Compostela.

Los socialistas se mantienen en Sevilla, Palma de Mallorca, Las Palmas de Gran Canaria, Castellón, Huelva, Lugo, Toledo, Mérida, Huesca, Soria y Ciudad Real.

En cuanto a la población, de las 22 capitales (incluyendo las que comparte con Cs), el PSOE gobierna 3.901.406 personas, cifra ligeramente mayor que en 2015, y aunque está presente en seis ciudades más que en 2015, el 26-M perdió ciudades muy pobladas.

Recupera Madrid

Para los populares recuperar la alcaldía de Madrid ha salvado su desastre electoral, gracias al pacto con Ciudadanos; pero han perdido diez ciudades, y en Badajoz compartirán la alcaldía con Ciudadanos.

El PP arrebata cinco ayuntamientos: el de Madrid, a Más Madrid; el de Zaragoza, a Zaragoza en Común; y los de Oviedo, Alicante y Córdoba, al PSOE. Pero por otro lado pierde nueve ciudades: seis (Burgos, Logroño, Jaén, Cáceres, Guadalajara y Cuenca) frente al PSOE; dos (Albacete y Ciudad Real) frente a Cs y socialistas; Ávila por la escisión de los populares Por Ávila (XAV); y Melilla ante la formación naranja. En esta última ciudad, el único concejal de Rivera fue votado por socialistas y su escisión musulmana CPM (Coalición Por Melilla).

El PP gobernará en 12 ayuntamientos (Madrid, Málaga, Murcia, Alicante, Córdoba, Oviedo, Almería, Santander, Zaragoza, Salamanca, Ceuta y Teruel), nueve menos que en 2015. La población que gobernará durante esta legislatura casi duplica a la que gobernarán los socialistas. Sin contar Badajoz la cifra asciende a 6.419.435. La razón principal es que los populares controlan ahora ciudades más pobladas, como Madrid, que supone la mitad de la cifra. En comparación con las elecciones locales anteriores, el PP duplica la población gobernada.

Estreno de Ciudadanos

La formación de Rivera se estrena por primera vez con tres ayuntamientos: Granada, Melilla y Palencia. En Granada y Palencia Cs gobernarán gracias al apoyo de PP y Vox y en Melilla por el voto de PSOE y CPM.

Ciudadanos también gobernará durante dos años en otros tres ayuntamientos: dos con socialistas (Albacete y Ciudad Real) y el tercero con el Partido Popular en Badajoz. La población gobernada por Ciudadanos pasa de cero a 795.544.

Formaciones locales han perdido varios consistorios, como es el caso de Zaragoza en Común, Más Madrid, Compostela Aberta, Marea Atlántica –que pierde La Coruña–, Coalición Canaria –pierde Santa Cruz de Tenerife– y EH Bildu –que deja de gobernar Pamplona–.

Por otro lado, el PNV mantiene las tres capitales de provincia vascas, que ya controlaban en 2015.

De las confluencias de Podemos, en Barcelona Colau se mantiene como alcaldesa, y en Cádiz, José María González, «Kichi», ha vuelto a salir como alcalde de la localidad. En Valencia, Compromís se mantiene en el ayuntamiento; Izquierda Unida arrasa en Zamora con mayoría absoluta; y en Galicia, BNG se mantiene en Pontevedra, y Democracia Ourensana arrebata al PP el Consistorio.

En Cataluña, JxCat mantiene Gerona, y Lérida y Tarragona estarán gobernados por ERC. Los independentistas republicanos vuelven a tener capitales de provincia y estos cuatro años gobernarán a 270.155 ciudadanos.

Dos ciudades todavía no tienen alcalde. Se trata de León y Segovia, donde se han impugnado los resultados electorales, por el recuento de votos. El próximo 5 de julio se celebrarán los plenos donde se elegirá al que durante los próximos cuatro años será el alcalde.