Manuela Carmena valora los resultados de las elecciones municipales que harían perder la alcaldía a Más Madrid - EP

Los grandes derrotados de las elecciones del 26 de mayo

Manuela Carmena pierde la alcaldía de Madrid y Ernest Maragall adelanta a Ada Colau en Barcelona

MadridActualizado:

A veces se gana y otras se pierde. La triple cita electoral ha supuesto una derrota para algunos candidatos a los que las encuestas daban por vencedores en sus respectivos municipios y comunidades. Unos han sufrido un batacazo en las urnas y otros, aunque son la fuerza mayoritaria, no cuentan con los escaños suficientes para poder gobernar y están abocados a la oposición o a abandonar la política.

Manuela Carmena (Más Madrid)

De nada le ha servido a Manuela Carmena ser la lista más votada en Madrid. No pudo salvar los muebles. La izquierda se quedó sin dos ediles que habrían sido clave para conservar la alcaldía. Más Madrid perdió un concejal respecto a las municipales de 2015. A ello se suma la falta de empuje de la apuesta personal de Sánchez, Pepu Hernández, que no sacó al PSOE del declive que inició en 2003. Tampoco le ha beneficiado a Carmena la escisión Madrid en Pie, liderada por Carlos Sánchez Mato, que le ha arrebatado un puñado de votos. La alcaldesa en funciones no señaló, sin embargo, culpables.

Isa Serra (Unidas Podemos)

Resiste por los pelos. La formación morada es ya residual en la Asamblea de Madrid: de los 27 parlamentarios que consiguió en las anteriores elecciones autonómicas ha pasado a siete. Pese a los malos resultados, Isa Serra echó balones fuera la noche electoral al evitar hacer autocrítica. La candidata a la presidencia regional por Unidas Podemos-IU-Madrid en Pie achacó la caída de votos a la marcha de Íñigo Errejón, informa Europa Press. Partíamos de «unas condiciones difíciles», dijo. Si hay algo claro es que ni los conflictos internos ni la fragmentación de la izquierda ha favorecido a este sector.

Ada Colau (Barcelona en Comú)

El secesionismo ganó en Barcelona el domingo. Ernest Maragall, de ERC, derrotó a la autoproclamada «alcaldesa del cambio», Ada Colau. Aunque empatados en concejales, la fuerza independentista supera a la confluencia de Podemos en Cataluña, Barcelona en Comú, en número de votos (casi cinco mil). Un fracaso que le abre la puerta de la Ciudad Condal a los separatistas. Ante la imposibilidad de mantenerse en el ayuntamiento, Colau ha sugerido a ERC y el PSC que formen un gobierno de coalición. Lo que sí descarta por el momento es ser investida con los apoyos de Ciudadanos y JpC.

Manuel Valls (Ciudadanos)

Entre las filas de Ciudadanos se respira una profunda decepción. Manuel Valls no ha podido frenar a las fuerzas separatistas en Barcelona. Tampoco a los populistas de Colau. Las altas expectativas con las que se lanzó su candidatura se han esfumado rápidamente. El ex primer ministro de Francia ha cosechado un resultado flojo; solo ha sumado un regidor más a los cinco que ya tenía la formación naranja en el pasado mandato. El PSC, encabezado por Jaume Collboni, logró atraer el voto constitucionalista. El propio Valls aseguró a los medios que esperaba más en estos comicios.

José Ignacio Ceniceros (Partido Popular)

Después de 24 años de Gobierno ininterrumpido, el PP ha cedido el gobierno a los socialistas, que bajo el liderazgo de Concha Andreu han ganado las elecciones. José Ignacio Ceniceros no podrá reeditar su mandato. El PP se ha dejado tres actas de las quince con las que contaba en la Cámara riojana. Ni siquiera con los diputados de Ciudadanos podría conservar el poder regional, pues la unión de ambas fuerzas no alcanza la mayoría absoluta, fijada en 17 parlamentarios.

Alfonso Fernández Mañueco (Partido Popular)

Batacazo en Castilla y León. Tras 32 años de gobiernos del Partido Popular, el signo político de la comunidad podría cambiar. Alfonso Fernández Mañueco ha perdido 13 escaños. De los 42 parlamentarios que alcanzó en el año 2015, se ha quedado con 29. Así, para salvar este feudo el PP necesita el apoyo de Ciudadanos. Una opción plausible, aunque no segura. El candidato de Cs a la Presidencia de Castilla y León, Francisco Igea, dejó ayer abiertas todas las posibilidades para alcanzar un acuerdo de gobernabilidad en la Comunidad, tanto con el PSOE como con los populares.

Joseba Asiron (EH Bildu)

EH Bildu pierde el bastón de mando en Pamplona. Previsiblemente, la ciudad pasará de las manos de Joseba Asiron a las de Enrique Maya, de Navarra Suma, que necesita al PSN para hacerse con el ayuntamiento. En caso de que los socialistas no se opongan, la coalición de UPN, Partido Popular y Ciudadanos logrará desbancar a los abertzales. El resultado ha sido bueno -han obtenido trece concejales-. No obstante, se han quedado a las puertas de formar un Gobierno en solitario.

Xulio Ferreiro (Marea Atlántica)

No podrá repetir. El candidato de Marea Atlántica, Xulio Ferreiro, perdió la Alcaldía de La Coruña en los comicios del domingo. Redujo su número de regidores de diez a seis en el Pleno municipal. Cuatro años le ha durado el poder a Ferreiro, como a tantos otros «alcaldes del cambio» este 26-M, de los que solo se salvó «Kichi», con su partido Adelante Cádiz. Eso sí, Marea será la llave para que pueda gobernar el PSOE de Inés Rey. Los socialistas recuperaron posiciones al escalar hasta los nueve concejales, tres más que en 2015. Un resultado que ha truncado las esperanzas del proyecto de Ferreiro.