FAES se desvincula del PP

La institución renuncia a las subvenciones públicas que recibía como fundación vinculada al PP, y se declara «no vinculada a ningún partido político»

MADRIDActualizado:

FAES y el PP ya no están unidos por un cordón umbilical. La Fundación de ideas que ha sido «think tank» del PP durante años, bajo la presidencia de José María Aznar y la dirección de Javier Zarzalejos, se «independiza» con una decisión histórica: renuncia a las subvenciones públicas que percibía como fundación vinculada al PP, y se declara «no vinculada a ningún partido político». Eso sí, aclaran que seguirá habiendo «colaboración» entre ambas instituciones.

FAES nació en el año 1989 como laboratorio de ideas privado, pero vinculado siempre al PP. En el año 2002, todas las fundaciones relacionadas con los populares se fusionaron en ésta, que ha estado desde sus inicios vinculada a la figura de José María Aznar.

Ambas instituciones han acordado estos términos, que ratificaron la Fundación y el partido en un acuerdo firmado el 30 de septiembre con la secretaria general de los populares, María Dolores de Cospedal. José María Aznar ha informado este lunes de estos cambios en una reunión extraordinaria del Patronato de FAES.

Las nuevas circunstancias de esta fundación conservadora comenzarán a aplicarse formalmente a partir del 1 de enero de 2017, en lo que se refiere a las condiciones económicas. FAES asegura que las decisiones sobre este asunto se han tomado «de común acuerdo con el PP», que de este modo pierde el think tank que ha sido su referencia ideológica durante muchos años.

Además de dejar de recibir las subvenciones públicas que le corresponderían como fundación vinculada a un partido político -unos fondos que a partir de ahora buscarán por la vía de los patrocinios privados, con los que ya obtienen el 50 por ciento de los ingresos de la fundación-, en FAES se ha aprobado una reforma de sus estatutos que establecen un nuevo órgano de gobierno, en el que no habrá vocales natos del PP. De esta manera, personas como Pablo Casado, que hasta ahora hacía de «puente» de la Fundación con el partido, dejarán de prestar esta función.

No se descartan futuras colaboraciones entre ambas instituciones, indican los interesados, aunque en cualquier caso estas ya no serán reguladas por la dependencia entre una fundación y el partido en que se apoya, sino que FAES defenderá sus ideas como institución que «no estará vinculada a ningún partido político», aclaran desde la fundación en un comunicado.