Ana Pastor conversa con Celia Villalobos durante la sesión constitutiva de las Cortes Generales
Ana Pastor conversa con Celia Villalobos durante la sesión constitutiva de las Cortes Generales - EFE

Celia Villalobos, víctima colateral del acuerdo entre PP y Ciudadanos

Los populares han querido demostrar generosidad con el partido de Rivera cediendo la vicepresidencia primera, que ocupaba hasta ahora Celia Villalobos

MadridActualizado:

El pacto alcanzado entre el PP y Ciudadanos para asegurar una mayoría constitucional en la Mesa del Congreso tiene una víctima colateral: la histórica política popular Celia Villalobos. La exministra venía ocupando la vicepresidencia primera del Parlamento en las últimas legislaturas y aunque conocidos eran sus enfrentamientos con miembros de otros partidos durante las reuniones de este órgano, todos los miembros de su grupo y de las formaciones rivales reconocen su gran capacidad para defender en esos cónclaves los intereses del PP mejor que nadie.

Una vez que los populares decidieron negociar con Ciudadanos con generosidad y ceder la vicepresidencia primera buscando facilitar la investidura de Mariano Rajoy, Villalobos sabía que no tenía sentido seguir en la Mesa del Congreso en una vicepresidencia de rango inferior. Y pese a su conocido carácter, se ha tomado esta trance con filosofía y tranquilidad según sus compañeros de partido, que reconocen haberse sorprendido por la comprensión con la que ya desde el pasado viernes empezó a vislumbrar su salida. «Lo que quería era saber cuanto antes dónde iba a estar, pero no había rastro de enfado. Hablaba con total naturalidad. Si no le hubieran reservado ningún puesto su reacción hubiera sido otra pero al ir a la dirección del grupo parlamentario la cosa cambia. Ella quiere seguir, y seguir es lo que le importa».

Y es que Villalobos se incorpora como nueva portavoz adjunta y trabajará codo con codo con el portavoz parlamentario, Rafael Hernando. Ayer, demostrando que su paso se produce con sintonía, se la vio en la cafetería del Congreso junto al presidente en funciones, Mariano Rajoy, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y Hernando, entre otros, en una conversación relajada antes de que comenzara la sesión constitutiva de las Cortes. Ella misma reconoció después sus «muchos años» en el mismo destino. Ahora le tocará dar la cara por el PP, lo que no será una tarea nueva para ella.