Rodrigo Rato
Rodrigo Rato - JAIME GARCÍA

Rato declarará el 19 de febrero por una nueva pieza de la investigación de su patrimonio

El juez también interrogará a los representantes de Zenith y Publicis, las dos firmas de publicidad que supuestamente pagaron comisiones al exvicepresidente

MadridActualizado:

Rodrigo Rato volverá a comparecer ante el juez que investiga el manejo de su patrimonio el próximo 19 de febrero en una nueva rama del caso. El juez de instrucción número 31 de Madrid, Antonio Serrano-Artal, le ha citado como investigado junto al abogado y socio del exvicepresidente del Gobierno Domingo Plaza. La apertura de una nueva pieza significa que hay sospechas sobre nuevas irregularidades en un proceso en el que los investigadores atribuyen a Rato delitos fiscales, blanqueo y corrupción entre particulares.

Para avanzar en la investigación principal, el juez ha citado también el 17 de febrero para interrogar como investigados a los representantes legales de las empresas Zenith y Publicis, las firmas de publicidad que supuestamente pagaron comisiones a Rato después de que el exvicepresidente las otorgara contratos a dedo como presidente de Bankia. Comparecerán a las diez de la mañana.

Además, la Audiencia Provincial ha aceptado la personación en el proceso de la acusación de UPyD, la formación política que impulsó el caso Bankia, a pesar de que anunció que se retiraba de todas las causas judiciales por falta de fondos al no conseguir ningún escaño en las elecciones generales del pasado veinte de diciembre.

El tribunal ha rechazado, sin embargo, la solicitud de Adade, la Asociación de Abogados Demócratas por Europa, que pretendía que le rebajaran la fianza exigida por el juez para personarse en el caso. La Audiencia Provincial considera que la cantidad exigida es razonable y proporcionada a la dimensión del asunto en cuestión.

Esta investigación trata de averiguar si Rodrigo Rato defraudó a Hacienda con el movimiento de sus capitales a través de cuentas bancarias desde paraísos fiscales y si blanqueó el dinero gran parte del dinero de sus negocios a través de una inversión en una sociedad en Alemania. La Agencia Tributaria apunta que Kradonara, una sociedas de Rato creada por Plaza en 2001, recibió 6,5 millones de euros del extranjero de «origen injustificado». El delito de corrupción entre particulares también existiría si Rato cobró comisiones por adjudicar a dedo los contratos a las empresas.