El juez pide a Hacienda el informe definitivo sobre el fraude de Rato

Considera que ya ha podido analizar la documentación de la firma clave en los delitos

MadridActualizado:

El juez que investiga a Rodrigo Rato ha dado un ultimátum a Hacienda para que aporte su conclusión final sobre los delitos fiscales y de blanqueo de capitales que atribuye al exvicepresidente del Gobierno, imputado por el manejo de su fortuna.

El juez de instrucción número 31 de Madrid, Antonio Serrano-Arnal, urge a la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) -que depende del Ministerio de Hacienda- a que entregue «el informe definitivo» sobre el caso Rato en un plazo de quince días, un documento que el magistrado le ha solicitado ya «en muy numerosas ocasiones», según una providencia fechada el dieciséis de noviembre a la que ha accedido ABC.

Esta petición llega después de que la Audiencia Provincial de Madrid dejara fuera de la investigación cuatro cajas y un maletín incautados del despacho del exministro y salvara el registro de la empresa clave del supuesto entramado delicitivo de Rato, la sociedad Kradonara, cuya sede se encuentra en Sotogrande, Cádiz. El juez valora que ha pasado un tiempo razonable desde que la documentación incautada se incluyó en la causa, una decisión que la Audiencia de Madrid acordó el siete de octubre.

Los investigadores apuntan que Kradonara -una sociedad creada por el imputado Domingo Plazas en septiembre de 2001- recibió 6,5 millones de euros del extranjero «de origen injustificado», gran parte de los cuales fueron invertidos en un hotel en Berlín, del que Rato posee una participación cercana al 50%. La ONIF había alegado en varias ocasiones que todavía no podía presentar su informe final dado que no había podido analizar la documentación incautada en la sede de esta sociedad, según informaron fuentes jurídicas.

Kradonara también habría sido la destinataria de las comisiones, que según la Fiscalía Anticorrupción, Rato cobró de dos empresas de publicidad por adjudicarlas contratos a dedo desde el mando de Bankia. Este intercambio de favores sería el delito de corrupción entre particulares que la Justicia también le atribuye.

En la providencia, el juez ordena la «inmediata devolución» de las cuatro cajas y el maletín requisados en el despacho de Rato en la calle madrileña de Castelló que fueron excluidos de la causa. La Audiencia de Madrid explicó que dichas cajas no constaban en el acta del registro que tuvo lugar el pasado 16 de abril, cuando el exvicepresidente fue detenido durante varias horas.

Hacienda cifró el fraude fiscal de Rato en 2,4 millones en su denuncia inicial. Después, en un informe del 21 julio («Informe de avance número 1»), al que ha accedido ABC, lo elevó a 6,4 millones, aunque incluyó ejercicios que habrían prescrito. El juez espera ahora su informe final.