El exconsejero José Manuel Fernández Norniella, con sombrero, a su llegada a la Audiencia Nacional junto a su abogado
El exconsejero José Manuel Fernández Norniella, con sombrero, a su llegada a la Audiencia Nacional junto a su abogado - EFE

Norniella también se escuda en el Banco de España y se lava las manos por la salida a Bolsa de Bankia

El que fuera consejero y mano derecha de Rato en la entidad alega que el proceso fue controlado e inducido por el supervisor y que él tenía escasas responsabilidades: "Yo no soy un financiero"

MadridActualizado:

El argumento central de Rodrigo Rato para defenderse del delito de estafa que le imputa la Fiscalía Anticorrupción por la salida a Bolsa de Bankia en 2011 es que esa operación no se hubiese salido adelante sin el visto bueno, la supervisión o el control contable del Gobierno, de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los auditores y, sobre todo, el Banco de España. Y este se antoja que va a ser el alegato principal de los otros exconsejeros a los que acusa. Hoy, en la reanudación del juicio oral en la Audiencia Nacional, el que fuera vocal de la entidad y mano derecha de Rato, José Manuel Fernández Norniella, ha insistido en ese argumento asegurando que el supervisor bancario español no solo supervisaba a BFA-Bankia y las cajas que formaron el grupo, sino que fue el promotor de la oferta pública de suscripción (ops).

"Creo que el Banco de España fue el inductor del proceso y, a partir de ahí, la comunicación fue con los presidentes de las cajas. Yo como consejero no tuve ningún contacto con ninguna institución", ha respondido Norniella a preguntas del fiscal jefe de Anticorrupción, Alejandro Luzón, que ha insistido en varias ocasiones al procesado sobre los ajustes contables que el supervisor requería hacer a la entidad durante la fusión previa a la salida a Bolsa. Norniella ha defendido que en abril de 2011 en el consejo de administración se informó de que se cumplían con esos requisitos de la autoridad monetaria. "El Banco de España nunca nos dijo que estuviésemos haciendo algo mal", ha dicho.

Del mismo modo, Norniella ha justificado que, lejos de quedarse en la cifra de provisiones adicionales que le exigía el FROB y el informe para la fusión realizado por Deloitte y AFI, la entidad encargó uno adicional a Pwc que arrojaba necesidades mayores. "Es la válvula de seguridad de que se hizo mejor que si se hubiese hecho con los análisis del FROB", ha apuntado, para justo después insistir en la idea ya defendida por Rato. "Este proyecto nace y evoluciona con unos datos que conocen el Banco de España, el FROB, Europa y el Ministerio de Economía y todos los que podían tener algo que decir no dicen nada", ha reiterado.

En ese punto Luzón ha calificado esa respuesta de comodín y ha preguntado al exconsejero si entonces los administradores de Bankia no tenían ninguna responsabilidad. "Sí, sí", ha dicho antes de volver a escudarse en la supervisión del Banco de España. Norniella ha recordar que la entidad contaba con 11 inspectores del organismo dentro de la entidad de forma permanente y que todo lo que se decidía estaba controlado por la institución. En este sentido, el directivo ha relatado que eso daba a los consejeros una garantía adicional.

"Yo no soy un financiero"

"En las empresas en la que me he sentido más seguro ejerciendo mi puesto de consejero fue Caja Madrid, BFA y Bankia, porque aparte de todas las garantías que el consejero debe pedir para que se cumplan las normas, el Banco de España tenía 11 inspectores in situ y eso me dio una garantía profunda. El Banco de España no es alguien que pasase por allí, según la ley es administrador, controlador, supervisor..", ha explicado.

Más aún, el que fuerta también secretario de Estado de Hacienda se ha presentado prácticamente como alguien sin apenas funciones de gran responsabilidad, pese a ser consejero primero de Caja Madrid y luego de BFA-Bankia. "Cuando todo esto empezó yo no conocía nada, mi función era de trinchera, trabajaba en aspectos muy lineales, de funcionamiento y de logística, no me metía en temas de estructura de alto nivel", ha defendido. "Yo no soy un financiero", ha llegado a decir, asegurando que ahora, durante el proceso judicial, ha hecho "un máster en Bankia".