El ahorro famliar ha caído hasta mínimos históricos, del 5,7% de la renta disponible
El ahorro famliar ha caído hasta mínimos históricos, del 5,7% de la renta disponible - ROLDÁN SERRANO

Así son los malabarismos de las familias españolas para llegar a final de mes

El gasto medio por hogar se situó en 28.200 euros durante 2016 según el Instituto Nacional de Estadística (INE), de tal forma que las principales partidas recayeron en la vivienda (30% del gasto) seguida por la alimentación (14%) y el Transporte (11,6%)

MadridActualizado:

Llegar a final de mes siempre ha sido un delicado juego de equilibrios, con crisis o sin ella. Varios datos apuntan hacia una recuperación del consumo de los hogares, tras cerrar el año pasado con un crecimiento del 2,5% en tasa interanual y caer la tasa de ahorro anual a mínimos históricos del 5,7% de la renta disponible en el conjunto de 2017, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Todo ello con una inflación del 2% en este mismo periodo y un incremento salarial medio acordado en los convenios de en torno al 1,4%, según datos del Ministerio de Empleo.

El gasto medio por hogar en términos corrientes- es decir, considerando el cambio en los precios- se ha situado, según estima la Encuesta de Presupuestos Familiares del Instituto Nacional de Estadística (INE), en 28.200 euros durante 2016 frente a unos ingresos medios anuales de 26.730 euros.

La primera cifra se repartiría en varias partidas: La principal de ellas (ver gráfico) correspondería a la vivienda (hipoteca o alquiler, agua, electricidad, gas y combustibles) que abarcaría el 30,9% del gasto (8.706 euros) seguida por alimentación y bebidas no alcohólicas, un 14%, hasta 4.123 euros y el Transporte con un gasto medio de 3.264 euros hasta un 11,6% del gasto. Como señala Diana Posada, analista de mercados de AFI, el peso de todo lo relacionado con lo inmobiliario (inversión y gastos más corrientes) es «el patrón histórico» y ha añadido que hay «una mayor inversión inmobiliaria» de los hogares «desigual por regiones».

Por detrás, otras partidas que con respecto a 2015 habrían registrado importantes incrementos comocomunicaciones (telefonía, internet y tv de pago) aunque siguen representando un 3,1% (882 euros) del gasto o el de restaurantes y hoteles- que apenas serían un 10% del gasto hasta los 2.780 euros, un 9% más que respecto al anterior año.

WEB: <div class="flourish-embed" data-src="visualisation/35810"></div><script src="https://public.flourish.studio/resources/embed.js"></script>

AMP: <iframe src='https://public.flourish.studio/visualisation/35810/embed' frameborder='0' scrolling='no' style='width:100%;height:3000px;'></iframe><div style='width:100%!;margin-top:4px!important;text-align:right!important;'><a class='flourish-credit' href='https://public.flourish.studio/visualisation/35810/?utm_source=embed&utm_campaign=visualisation/35810' target='_top' style='text-decoration:none!important'><img alt='Made with Flourish' src='https://public.flourish.studio/resources/made_with_flourish.svg' style='width:105px!important;height:16px!important;border:none!important;margin:0!important;'> </a></div>

Alto AMP: 3000

En base a su Gasto Medio Equivalente (GME), una escala de equivalencia establecida por la OCDE, y organizado en grupos (o quintiles), desde el 20% de los hogares con menos gasto medio equivalente hasta el 20% de hogares con el mayor gasto hay una evolución en las partidas de gastos: Por ejemplo, la de Alimentos abarca hasta el 20,7% del gasto en los hogares con menor poder adquisitivo frente al 10,8% de los de mayor renta. En el caso de la vivienda ocurre algo similar: en el 20% de hogares con menor capacidad económica esta partida puede alcanzar el 40% del gasto por el 26,6% de quienes disponen de más renta.

En paralelo, en restaurantes y hoteles sucede lo opuesto, apenas es el 5,5% del gasto para los hogares con menor gasto medio, mientras que para el 20% que más gasto medio tiene representa el 11,6% .Como ha señalado Posada (AFI), «las rentas más altas tienen menores gastos en alimentos y más en ocio que las rentas más bajas, que tienen que cubrir necesidad básicas».

FOTOLIA
FOTOLIA

¿Vuelve la deuda?

Para Diana Posada, analista de mercados de AFI, «el crecimiento del consumo es elevado aunque se irá desacelerando este año y el próximo», y ha avisado contra el creciente recurso de las familias a la financiación externa aunque descarta la tan temida burbuja de deuda y apuesta por «alinear» el consumo con el crecimiento de la renta. Según estima el Banco de España, entre 2013 y 2017 los españoles han pasado de solicitar créditos por un montante de 13.891 millones a 29.389 millones de euros. Solo en 2017, los hogares han presentado una necesidad de financiación de 3.063 millones de euros. Lo que no se había producido desde 2008.

Para Juan Ignacio Sanz, profesor de Esade, «hay una sensación de superación de la crisis» y confía en que el cambio en la política monetaria modere este endeudamiento. En esta línea, Sanz prevé en el futuro «ajustes de salarios y pensiones por debajo de la inflación así como una alta probabilidad de pérdida de poder adquisitivo» debido a las subidas de tipos y la propia inflación. Para este experto «el escenario más favorable pasaría por ganar competitividad, mejorando la productividad» frente a la «apuesta arriesgada» de hacerlo vía salarios. Por su parte, Rafael Pampillon (IE Business School) ha apuntado que «muchas familias se endeudan, pero lo hacen a tipo fijo» y ha relativizado este incremento del endeudamiento. En su opinión, la mayor preocupación debería venir por el lado de la deuda de las administraciones públicas. Por este motivo, insta a una «reforma fiscal en profundidad que revise las figuras de mayor recaudación».