ABC

Fridman acusa al consejo de Dia de engañar al accionista

La CNMV pide a Goldman Sachs que aflore su capital real (4,279%) que tiene sobre la cadena

MadridActualizado:

L1 Retail, división de comercio minorista de Letterone, sociedad controlada por el inversor ruso Mikhail Fridman y propietaria del 29% de Dia, ha tachado de «engañosa» la presentación del consejo de administración de la cadena de supermercados sobre su propuesta.

En este sentido, la sociedad considera que dicha presentación «trata de plantear dudas» sobre la viabilidad del plan de rescate integral planteado para Dia, al tiempo que subraya que el consejo no ha demostrado que su propuesta sea una solución «viable».

«Existen importantes incógnitas respecto de la viabilidad del plan del consejo de administración de Dia que no se han puesto de manifiesto a los accionistas. Dia no ha proporcionado información alguna sobre cómo trataría de implementar cualquier autorización para aumentar de capital que pudiese recibir», ha señalado L1 Retail, que ha afirmado estar a la espera de una respuesta sobre los compromisos de aseguramiento que el consejo de administración ha recibido de Morgan Stanley.

Asimismo, L1 Retail considera «engañoso» que el consejo de administración de Dia afirme que su propuesta goza de una «ausencia de condicionalidad» y ha señalado que, a falta de un compromiso de aseguramiento incondicional, el aumento de capital propuesto por Dia plantea una «elevada incertidumbre» de ejecución para los accionistas.

Además, la sociedad controlada por Fridman considera «irresponsable» que el consejo de administración de Dia «amenace con solicitar la disolución-insolvencia si la propuesta de L1 Retail es respaldada por los accionistas».

L1 Retail ha reiterado que su plan de rescate integral afronta las necesidades a corto y a largo plazo de la compañía, al tiempo que ha indicado que la solvencia de Dia no es una condición de la opa y se ha comprometido a asegurar un aumento de capital de 500 millones tras la «exitosa» liquidación de la opa, sujeto a alcanzar un acuerdo con los prestamistas de la sociedad.

La sociedad, que ha afirmado tener fondos disponibles para cumplir con este compromiso, ha asegurado haber planteado una propuesta «constructiva, equilibrada y justa» a los prestamistas de la Dia.

Como parte de la misma, L1 Retail ha solicitado a los bancos acreedores de la cadena de supermercados que mantengan sus compromisos de deuda existentes y que vuelvan a otorgar líneas de confirming/factoring adicionales (comprometidas) hasta marzo de 2023. L1 Retail no ha solicitado la reducción del principal de la deuda financiera de los bancos acreedores.

Según la sociedad, su propuesta es «significativamente más favorable para los accionistas», ya que la opa ofrece a los accionistas la oportunidad de vender sus acciones con una prima del 56,1% sobre el precio de cierre a 4 de febrero de 2019.

Por último, L1 Retail cree que se necesitará una «importante» inversión para que la cadena de supermercados vuelva a la generación sostenible de ingresos a largo plazo. Debido a la escala de la transformación necesaria, la sociedad considera que una recuperación sostenible tardará, por lo menos, cuatro o cinco años en ocurrir.

Toque de antención de la CNMV a Goldman Sachs

A su vez, La CNMV ha requerido a Goldman Sachs una aclaración sobre su cartera de negociación en Dia a quince días de la celebración de la junta de accionistas de la cadena de supermercados, que tendrá lugar el próximo 20 de marzo y en la que se enfrentarán las propuestas del consejo de administración y de Letterone.

En concreto, el banco estadounidense cuenta con una cartera de negociación del 4,279%, repartida entre un 1,735% en acciones y un 2,544% en instrumentos financieros, según ha precisado la entidad a petición de la CNMV.

La CNMV ha requerido más información a Goldman Sachs a pesar de que no supera el umbral del 5% obligatorio para notificarlo al mercado. Desde el supervisor velarán para que esta cartera sea neutral.

A finales del pasado mes de febrero, el banco estadounidense redujo su participación en Dia desde el 5,69% a un mínimo testimonial del 0,1%, pendiente de la opa de LetterOne sobre la totalidad de títulos del grupo de alimentación que no posee a 0,67 euros por acción. Durante este mes de marzo Goldman Sachs ha ido reforzando su presencia en Dia hasta el actual 4,279%.

El banco estadounidense había liquidado en varias ocasiones en los últimos meses su participación en Dia y después de la dimisión de los consejeros de Letterone en la cadena de supermercados, volvió a principios de este año al accionariado del grupo tras la refinanciación de la deuda.

La cadena de supermercados cerró 2018 con unas pérdidas de 352,58 millones de euros, frente al beneficio de 101,20 millones de euros registrado un año antes, mientras que alcanzó una cifra de negocio de 7.288,8 millones de euros en 2018, frente a los 8.217,67 millones de euros de un año antes.