Una imagen de las instalaciones de la empresa familiar de éxito Velilla Confección Industrial
Una imagen de las instalaciones de la empresa familiar de éxito Velilla Confección Industrial - ABC

La empresa mediana, un manantial de competitividad que exige menos barreras

Las empresas de entre 50 y 250 trabajadores han aumentado su productividad un 16,3% en el último lustro

MADRIDActualizado:

La empresa mediana española representa tan solo el 0,6% del tejido empresarial nacional pero su rendimiento es muy alto si lo comparamos con el resto de los socios europeos. En concreto, superaron en un 11% la productividad del promedio de la UE en 2018 según queda reflejado en el Informe Anual de la Empresa Mediana Española del Círculo de Empresarios. Además, durante el periodo 2013-2018 las empresas españolas que consiguen aumentar en mayor medida su productividad son las medianas, un 16,3% acumulado.

En estos cinco años los mayores aumentos del número de compañías corresponden a los grupos de empresas grandes (15,3%) y microempresas (8,7%). Las medianas, por su parte, aumentaron su número en un 5,6% y la menor tasa de crecimiento se produjo en las pequeñas, un 1%. En la comparativa con la UE, según señala el informe, podemos concluir que las empresas medianas españolas tienen una dimensión inferior y su participación el empleo y el Valor Añadido Bruto (VAB) también es menor. Sin embargo, «son más productivas que la media de la UE por lo que impulsar su protagonismo supondría incrementar la base potencial para mejorar la competitividad y acometer los procesos de innovación que sólo están al alcance de las compañías con una dimensión adecuada». Desde el Círculo de Empresarios se pide que se facilite el crecimiento de estas empresas eliminando barreras fiscales, laborales y burocráticas que dificultan su desarrollo.

Jesús Prieto, presidente del CT Ingenieros y director del proyecto de la empresa mediana española, recuerda que en 15 años no ha variado la proporción de estas empresas, que sigue siendo el 0,6%, cuando en países como Alemania representa un 2,5% y «es el motor de su industria». En el caso español, «están estancadas por varias razones, algunas de origen legislativo». Defiende que se ayude a la consolidación de estas empresas porque cuanto más grande «son más productivas, con oferta de empleo más estable y un mayor acceso a la financiación». Prieto también destacó que el 75% de las empresas medianas son familiares, cuyos negocios «se llevan de forma muy cabal». En la mayoría de los casos han sido antes pequeña empresa y por ello «han aprendido a estructurarse bien».

Yolanda Fernández, directora técnica del informe, destaca los datos relevantes del mismo. «Viendo la participación de España en la UE, un 10% de las empresas son españolas aunque en la contribución al empleo representan solo el 8% y un 6,6% del VAB lo generan nuestras empresas». En el caso concreto de la empresa mediana que centra este informe, aquellas que tienen entre 50 y 249 trabajadores y facturan entre 10 y 50 millones de euros, «con ellas no hay problema, son muy productivas, han logrado avanzar más de un 16% en productividad», destaca. Otro dato importante es que un 40% de las empresas medianas son de alto rendimiento, con un crecimiento de al menos un 10% anual.

El factor Presupuestos

El presidente del Círculo de Empresarios, John de Zulueta, lamenta que estas empresas, en fase de expansión, se vean «atrapadas» en los Presupuestos del Gobierno por «las subidas del salario mínimo, de las cotizaciones y de los impuestos». Sobre el incremento del salario mínimo, cree que «es desproporcionado, electoralista, populista y no ayudará a recortar el paro». Recuerda que el Gobierno no sigue las indicaciones europeas, sigue unos criterios «desfasados» y considera empresa grande la que factura más de 20 millones de euros en lugar de los 50 millones de euros. Sobre el Brexit, l e preocupa que las medianas empresas españolas «no están preparadas para un Brexit duro». De Zulueta destacó en su intervención la importancia de la educación dentro de la empresa a la hora de reducir el paro juvenil. «La empresa mediana es donde España tiene que hacer el esfuerzo de crecimiento ante el futuro».

Señalando el camino

Junto al informe anual el Círculo de Empresarios ha presentado también una nueva edición del Top 50 donde se han seleccionado aquellas empresas que han sido capaces de superar a las de su sector en productividad (ventas/empleado), margen operativo (EBIT/ventas) y rentabilidad económica (Beneficio Neto/Activo total) durante el período 2013-2016. Es destacable el amplio abanico tanto de sectores como de localizaciones geográficas que refleja el listado de las 50 empresas medianas de mayor éxito. Dentro de este grupo hay 10 compañías que han conseguido dar el salto de empresa pequeña a mediana durante el período de estudio.

Las empresas seleccionadas pertenecen a 40 agrupaciones sectoriales, y destaca la presencia de las industriales dedicadas a la fabricación que suman 16 compañías. El segundo sector con mayor representación es el sector alimentario y sectores relacionados, en los que se concentran 10 empresas medianas.

Las empresas de esta nueva edición del Top-50 tienen su sede en 13 Comunidades Autónomas, destacando la concentración geográfica en la Comunidad Valenciana donde se ubican un 22% de las compañías. «En Valencia hay una tradición larga de empresa familiar y de gremios», señalan desde el Círculo de Empresarios. Además de las 11 valencianas hay 7 en el País Vasco, 7 en Cataluña y 6 en Madrid. Estas cuatro comunidades autónomas concentran en conjunto el 62% de las compañías medianas de éxito seleccionadas.

Así se viste el crecimiento sostenido

Velilla Confección Industrial lidera el ranking Top 50 de la empresa mediana española elaborado pro el Círculo de Empresarios en el que se recogen casos de éxito. Fundada en 1949, esta empresa familiar en la que trabaja ya la tercera generación ha superado los 50 millones de euros de facturación y tiene una plantilla de más de 120 empleados. Se dedica a la confección de vestuario laboral. «Empezamos em Madrid, como una empresa muy pequeña, que fue creciendo paso a paso», afirma a ABC Enrique Fernández Allén, su director general. Aunque la mayor parte del negocio está en España, exportan con frecuencia a países europeos como Francia o Portugal y a través de distribuidores llegan a Latinoamérica y el norte de África.

«Entre los pilares de nuestro crecimiento está el servicio al cliente. A través de un centro logístico robotizado que tenemos en Albacete logramos llegar al cliente entre 24 y 48 horas», explica el responsable. Cuentan también con una red de ventas especializada y un amplio catálogo. Desde Velilla Confección señalan que su presencia en los mayores centros de fabricación del mundo les permite controlar mejor el proceso de aprovisionamiento de materias primas y así optimizar y reducir costes de aprovisionamiento y fabricación.