Protesta por la salida a Bolsa de Bankia
Protesta por la salida a Bolsa de Bankia - ARCHIVO ABC

Deloitte pide que la CNMV y el Banco de España declaren por el caso Bankia

La auditora también ha solicitado que comparezcan como testigos los socios de las firmas auditoras que avalaron las cuentas del resto de cajas que dieron lugar a BFA-Bankia

MADRIDActualizado:

La empresa de auditoría Deloitte ha pedido al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu que llame a declarar como testigos en el caso que investiga la salida a Bolsa de Bankia a la presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez, y a varios responsables del Banco de España.

Asimismo, la auditora ha solicitado que comparezcan como testigos los socios de las firmas auditoras que avalaron las cuentas del resto de cajas que dieron lugar a BFA-Bankia, con objeto de que ratifiquen los informes emitidos entonces, según ha confirmado un portavoz de la firma.

Entre las comparecencias que solicita Deloitte figura la de la presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Elvira Rodríguez, el ex director general de Supervisión del Banco de España Jerónimo Martínez Tello, y el actual titular de ese cargo, Mariano Herrera.

Asimismo, ha pedido al juez diligencias de investigación sobre Julio Durán, director general de regulación y estabilidad financiera del Banco de España, y Pedro González, inspector del organismo.

El pasado 20 de junio, el socio de Deloitte Francisco Celma defendió la labor de auditoría en Bankia y aseguró que "en todo momento" se había seguido la normativa del Banco de España en la que se basó la creación del nuevo grupo tras la unión de Caja Madrid, Bancaja y otras cinco entidades.

En concreto, Deloitte insiste en que las provisiones especificas pendientes de asignación, el "colchón" de Bankia, eran más que suficientes para hacer frente a la salida a Bolsa, en contra de lo que sostienen los peritos judiciales designados por el Banco de España en los informes entregados al juez.

Deloitte acusa a los peritos de subjetividad, y señala la existencia de incongruencias en los informes aportados por éstos, ya que no coinciden ni en las causas de los supuestos errores en el grupo BFA-Bankia ni en los importes.