¿Cuándo empiezan las rebajas de verano?

A partir del 1 de julio empiezan las rebajas de verano, que se extenderán hasta finales de agosto o principios de septiembre

MadridActualizado:

La ropa de verano, recluida hasta hace poco en el armario, empieza a ver la luz. El problema es que, después de tanto tiempo relegada, nos olvidamos de cómo sienta o de si está desfasada.

Para eso están las rebajas de verano, que clasifican la moda estival y dictaminan los colores de tendencia. Resucitan los estampados y sentencian los vaqueros cortos.

Pero, ¿cuándo empiezan las rebajas de verano? A partir del 1 de julio comienzan los codazos, los empujones y las tiendas abarrotadas. Las marcas distribuyen las nuevas prendas en los locales y la gente acude masivamente para hacerse con las gangas que, a veces, no son tales.

Y es que cuando empiezan las rebajas de verano, los precios caen considerablemente. De todas formas, conviene prevenir, ya que es una época en la que es indispensable consumir de forma responsable y de acuerdo a la economía familiar.

A continuación, rescatamos de ABC.es los diez consejos de la compañía de créditos al consumo Ferratum España para comprar de forma responsable cuando empiecen las rebajas de verano.

1. Elabora una lista de deseos

No dejes que te deslumbren las ofertas, elabora una lista previa con lo que realmente necesitas y establece un presupuesto fijo.

2. Entérate de las condiciones originales

La ley protege a los consumidores en las rebajas y estipula que el comerciante debe respetar su propia política de ventas y su publicidad, ya que tiene valor contractual. Además, están obligados a indicar el precio original del producto. Asegúrate de fijarte en él para conocer el descuento exacto aplicado.

3. Compara y compra con el mayor descuento posible

La legislación no establece los márgenes que han de alcanzar los descuentos, la mayoría rondan el 50% aunque según los productos pueden ir desde el 10% hasta el 70%. Compara entre distintos establecimientos para encontrar la mejor opción.

4. Internet, herramienta clave en el proceso de las rebajas de verano

Internet se consolida como uno de los canales fundamentales en el proceso de compra, sobre todo en la comparación de precios de distintos establecimientos. Además, suele tener más «stock» que las tiendas físicas y es más fácil encontrar lo que necesitas.

5. Cuidado con los cargos extra en las rebajas de verano

Suma a la cantidad de compra los gastos extra, como por ejemplo los gastos de envío o los recargos de la tarjeta si compras por internet.

6. Selecciona adecuadamente el lugar

Si prefieres ir personalmente al establecimiento, márcate una ruta con las tiendas específicas a las que vas a acudir. Es preferible realizar en el mismo día todas las compras para cumplir el presupuesto preestablecido.

7. Asegúrate de que el producto está en buen estado

A pesar de que las rebajas deben ofrecer la misma calidad al mejor precio, en algunas ocasiones no se acompaña del mejor producto. La Ley de Comercio es clara a este respecto y prohíbe ofertar como rebajados artículos deteriorados o de menor calidad que hayan sido adquiridos expresamente por el comerciante para ser vendidos a precio inferior al del resto del año.

8. Sé precavido

Aunque puede que en la tienda no hayas encontrado al producto ninguna pega, es posible que al llegar a casa cambiemos de opinión o encontremos algún defecto. Para evitar disgustos, guarda todos los tiques.

9. No seas impaciente

En algunos casos merece la pena esperar a las segundas rebajas de enero y no precipitarse en la compra.

10. Disfruta de las rebajas del verano

Aprovecha este periodo para comprar productos que necesitas a un precio más barato. Además, el aumento del consumo de un modo sostenible impulsa la reactivación de la economía.

Las rebajas de verano se extenderán, además, hasta finales de agosto o principios de septiembre, así que no te precipites.... y aprovecha.