ARCHIVO

CEOE pide que los vales de comida recuperen la exención fiscal

La patronal elabora un informe en el que apunta que esta medida ayudaría a crear 14.424 empleos

MadridActualizado:

La implantación de la exención fiscal de la Seguridad Social de los vales de comida beneficiaría a 280.000 trabajadores, supondría la creación de 14.424 puestos de trabajo estables en cinco años y llevaría a un aumento de la recaudación adicional para el Estado de 441 millones de euros en el mismo periodo.

Estas son algunas de las conclusiones del Estudio de Impacto de los Vales y Tarjetas de Comida presentado por Hostelería de España, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), y la Asociación Española de Empresa de Vales de Comida y Otros Servicios (Aeevcos).

El informe elaborado por la consultora Roland Berger analiza el impacto que tendría recuperar la exención fiscal de la cotización a la Seguridad Social de los vales y tarjetas de comida, siempre que no superen los 11 euros diarios, medida contemplada en la proposición no de ley aprobada el pasado 14 de noviembre de 2018 en el Congreso y que estaba en vigor hasta el año 2013.

En generación de empleo, el informe contempla la creación de 14.424 puestos de trabajo indefinidos en un periodo de cinco años, lo que significaría casi duplicar el número de empleados que ya se han creado por el gasto en comidas con vales. En la actualidad, la industria genera 22.000 empleos, 15.000 de ellos en el sector de la restauración.

"Se generaría empleo a un ritmo ocho veces superior que con la fiscalidad actual. Hablamos además de un empleo estable y desligado de la estacionalidad del turismo", ha destacado el secretario general de Aeevcos, Juan Menéndez-Tolosa.

En términos macroeconómicos, supondría para la recaudación de la Seguridad Social un saldo positivo en términos netos, ya que los ingresos que generarían los nuevos puestos de trabajo supondrían 441 millones de euros adicionales a la recaudación actual, que se sitúa en 541 millones de euros. El informe también arroja un coste cero para la Administración de la implantación de la medida.

En esta línea, la industria prevé la consecución de 280.356 nuevos usuarios en cinco años. De hecho, el informe afirma que bastaría con que un 22%, es decir, 102.637 beneficiarios, se conseguirían durante el primer año, para garantizar el equilibrio en el sistema de la Seguridad Social.

Para ello, la industria se compromete a hacer un mayor esfuerzo comercial incrementando un 40% la inversión en marketing en el primer año para maximizar el crecimiento y el impacto de la medida" ha explicado Menéndez-Tolosa.

Según las estimaciones realizadas (en base a un IRPF del 25% y un sueldo medio), si un empleado utilizara vales y tarjetas de comida a diario de lunes a viernes, ahorraría una media de 432 euros al año.

«La medida por tanto favorece principalmente a las clases trabajadoras y medias, con salarios de hasta 45.000 euros al año. Es especialmente destacable que los vales de comida aseguran la comida a final de mes de un 14,8% de los trabajadores» ha resaltado Menéndez-Tolosa.