DANIEL PÉREZ

Bruselas reprende a los estados y cercará los «visados de oro» para evitar el blanqueo y el fraude fiscal

La institución vigilará cómo se otorgan la ciudadanía y/o residencia a cambio de inversiones millonarias

MadridActualizado:

Los "visados de oro" ("Golden Visa") están bajo la lupa de la Comisión Europea. Al tiempo que los Estados miembro se beneficiaban de inversiones extranjeras a cambio de otorgar la ciudadanía y/o residencia a extranjeros, las instituciones comunitarias han preparado un informe acerca de los riesgos que esto entraña. Ahora, la Comisión alerta de que los países no están realizando los controles necesarios para evitar el blanqueo de capitales, el fraude fiscal y la corrupción bajo estas prácticas.

"La falta de transparencia en el funcionamiento de estos sistemas y la falta de cooperación entre Estados miembros incrementan aún más los riesgos", ha explicado la institución europea en un comunicado. Por ello, instan a los países a tomar medidas para evitar que ciudadanos de terceros estados utilicen la Unión Europea para actividades delictivas.

La Comisión ha señalado que supervisará cómo los miembros comunitarios cumplen con la legislación europea en este aspecto, en pos de poder garantizar la seguridad del bloque y que no obtengan beneficios aquellos cuyo objetivo es el blanqueo de capitales o la corrupción. Por ello, exige a los países que lleven a cambo todos los controles obligatorios de fronteras y seguridad; que vigilen de manera más exahustiva el blanqueo de capitales y el fraude fiscal en los "visados de oro"; y un intercambio fluido de información sobre permisos que se conceden, deniegan y procedencia de los solicitantes.

"Se establecerá un grupo de expertos de los Estados miembros para mejorar la transparencia, la gobernanza y la seguridad de los sistemas", ha indicado la Comisión. En consecuencia, ese grupo establecerá un sistema de intercambio de información y consulta entre territorios y fijará un conjunto de normas de seguridad para todos los países, incluyendo procedimientos específicos para gestionar los riesgos. Esto verá la luz a finales de 2019.

Asimismo, la UE tendrá en cuenta cómo son estos sistemas en los terceros países que deseen formar parte del bloque para otorgar, en un futuro, su estatus de Estado miembro. Incluso, vigilará los procesos de facilitación de ciudadanía y residencia en aquellos países que no requieran visado para entrar a Europa, para vigilar que ciudadanos extranjeros no utilicen otras fórmulas para acceder sin control al continente.

El comisario de Migración, Interior y Ciudadanía, Dimitris Avramopulos, ha comentado que supervisarán "el pleno cumplimiento de la legislación de la UE". En consonancia, la comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, Vera Jourova, también ha señalado que "la nacionalidad debe tener una conexión real con el Estado miembro de que se trate", al tiempo que instaba a los países a dotar de "más transparencia" a los sistemas de "visados de oro".

Un paso más en el intento de Europa por estrechar el cerco a actividades delictivas en su intento de acceder al bloque comunitario. Un tirón de orejas a los Estados para que incrementen su vigilancia, hasta ahora en niveles muy discutidos por la Comisión.