La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera
La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera - EFE

BONO TÉRMICOLa ayuda para la calefacción y el agua caliente se abonará en los próximos días mediante transferencia

El Gobierno ha destinado una partida de 80 millones en la aplicación del bono térmico para consumidores vulnerables

Actualizado:

Tras la aprobación el pasado octubre por parte del Congreso del Real Decreto-ley que incluía el bono térmico, la partida de 80 millones de euros habilitada para este fin está garantizada y el Gobierno abonará en los próximos días la ayuda para costear parte del gasto de calefacción y agua caliente en el caso de los consumidores vulnerables. El denominado bono térmico se pagará de forma «inminente» -antes de que finalice el primer trimestre- mediante transferencia bancaria, tal y como han confirmado fuentes del Ministerio de Transición Ecológica.

Todavía no está clara la cantidad que recibirá cada familia con derecho al bono. La ayuda mínima será de 25 euros y a partir de ahí, la cuantía irá subiendo en función del grado de vulnerabilidad del consumidor y la zona climática en la que esté ubicada la vivienda. Además, la ayuda para un consumidor vulnerable severo o en riesgo de exclusión social será un 60% superior a la asignada a un consumidor vulnerable.

En el Real Decreto-ley 15/2018 de 5 de octubre de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores aprobado el pasado octubre se mencionaba lo siguiente: «Dado el calendario en que nos hallamos, la necesidad de que el bono social térmico llegue a sus destinatarios en invierno exige que este ejercicio 2018 el pago de la ayuda sea realizado por el Ministerio». Para los próximos ejercicios, el Ejecutivo había previsto transferir el dinero a las comunidades, que a su vez abonarían las ayudas directas a los beneficiarios en el primer trimestre del año.

Los usuarios con derecho al bono térmico son aquellos que tienen asignado el bono social eléctrico a fecha del 31 de diciembre del año anterior al pago (alrededor de 1.400.000 a cierre del pasado 31 de diciembre). Los consumidores con acceso al bono social de la luz son los hogares cuyo nivel de renta sea igual o inferior a 1,5 veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) - es decir, 11.279,39 euros anuales- en el caso de que no existan menores o no haya unidad familiar. También pueden pedir estos descuentos las unidades familiares con un menor siempre y cuando la renta sea igual o inferior a dos veces el IPREM, 15.039,19 euros al año. Si hay dos menores, el nivel del IPREM se establece en 18.798,98 euros al año. También podrán acceder a esta rebaja todas las familias numerosas independientemente del nivel de renta. Por último, el bono social es de aplicación a los hogares en los que todos sus miembros que tengan ingresos sean pensionistas por jubilación o incapacidad permanente con la prestación mínima vigente.